¿Por qué los perros comen hierba?

por-que-los-perros-comen-hierbaSeguro que alguna vez te ha pasado sacar al perro al parque o realizar alguna actividad al aire libre con él y de repente observar como éste se pone a comer hierba de la nada.

Siempre que notamos esta ingesta en pequeñas proporciones, ésta viene acompañada de un vómito también leve. En algunos casos el perro detiene esta ingesta y en otros no. ¿Sabes por qué? Eso es lo que vamos a tratar en el siguiente artículo. Hoy hablaremos sobre las razones por las que nuestras mascotas ingieren cantidades de hierba.

No se ha logrado comprobar la 100% la razón o razones verdaderas por las que los perros realizan este tipo de acción. Sin embargo muchos estudios consideran que hay dos razones globales para este tipo de comportamiento.

Una de las razones principales se centra en problemas de salud asociados con indigestión o con problemas estomacales. Cuando el perro ha comido algo que no le ha sentado bien, su reacción normal es provocarse vómito para expulsar aquello que le produce la mala sensación.

De esta forma logra sentirse mejor o aliviar la pesadez que siente. La otra razón está más asociada a una sustancia que el perro no tiene en su organismo y que las plantas sí.

Es como cuando los seres humanos carecemos de ciertas vitaminas y las buscamos en las verduras y las frutas. Esta segunda teoría aún se encuentra muy debatida, pero ayuda a ofrecer un panorama más amplio sobre este comportamiento tan extraño en algunos perros.

Aunque parece una acción inofensiva este tipo de ingesta puede ser perjudicial para la salud de nuestra mascota. Algunos de los problemas que pueden presentarse son por ejemplo el envenenamiento. Ésta es una de las peores consecuencias que puede traer la ingesta de hierbas, pero es posible.

Muchas personas rocían sus jardines o plantas con alguna variedad de pesticidas para eliminar ciertas plagas. De esta forma nuestra mascota podría comer una planta tratada y podría intoxicarse severamente.

¿Cómo evitar la ingesta de hierba?

Algunas personas recurren a variar la alimentación de las mascotas debido a que quizás la misma comida todos los días irrite su estomago.

Una de las alternativas que hemos encontrado es darle al animal verduras al vapor y dárselas un día al mes o a la semana para cambiar un poco su comida y dejar que descanse de los productos duros. Con ellas además le estamos dando al animal vitaminas y proteínas que son de un gran valor nutricional.

Igualmente puedes cocinar sin sal y sin aceite pasta y dársela sin mezclar con el alimento normal.

Éstas son algunas soluciones para evitar la ingesta de hierba. Lo más importante que todos debemos saber es que si la ingesta persiste es importante llevarlos al veterinario, para que sea él quien determine lo que le sucede a nuestra mascota.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Fuente: perrosamigos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *