26
marzo
2018
Liébana: Año jubilar lebaniego

jubilar lebaniego

El año jubilar lebaniego finaliza el próximo 22 de abril. Antes de que concluya, nada mejor que darse una vuelta por la naturaleza, la historia y las tradiciones populares que desbordan esta comarca cántabra.

Apoco que se tenga suerte y las nubes acampen en el fondo del valle, el teleférico de Fuente Dé regala un portento a los viajeros. El simple tránsito, apenas cuatro minutos colgados en el aire, se convierte en experiencia iniciática. El paisaje sumergido en la espesa encaimada, como aquí se llaman las nieblas, es una nada que se traga la cabina apenas ha comenzado el viaje. Sigue leyendo

19
marzo
2018
Los mejores árboles frutales para el jardín

Árboles frutales

Al placer de recoger y disfrutar de tu propia fruta, súmale lo fácil que son de cultivar y lo bonito que hacen en el jardín. Plántalos junto a los macizos, bordeando el camino o incluso en el patio o la terraza. Merecen la pena.

Los árboles frutales te darán muchas alegrías. Por una parte, cualquiera que sea su variedad, constituyen elementos muy decorativos gracias a su rica floración primaveral, sus ramas cargadas de frutas de colores y, en ocasiones, por su bello follaje en otoño. Por otra parte, podrás disfrutar del placer de recoger frutos frescos gran parte del año. Sigue leyendo

12
marzo
2018
Ideas para renovar tu dormitorio

Consejos para renovar tu dormitorio

¿Te apetece cambiarle de look a tu dormitorio de toda la vida? Puedes darle una vuelta completa a su estilo o, simplemente, haz pequeños ajustes. Tanto si es grande como si es pequeño, con estilo de campo o ciudad, o moderno o antiguo, con estas ideas podrás disfrutar de más espacio, luz y color. Sigue leyendo

5
marzo
2018
Consejos para contratar un Coach

Entrenador personal

Contratar a un Coach para que diseñe tus entrenamientos personalizados, te ayuda a trabajar mejor y ponerte más en forma de lo que podrías lograr solo.

LOS DOLORES DEBEN TERMINAR ANTES DE EMPEZAR EL ENTRENAMIENTO

Hace un par de años, durante y después de cada carrera me dolía la cadera derecha. Consulté a un entrenador en el gimnasio que me dijo que dejara el entrenamiento de fuerza y empezara a estirar. Cuando eso no funcionó, fui a ver un fisioterapeuta que me sugirió que dejara de estirar e hiciera trabajos de fuerza. Eso tampoco sirvió y seguí corriendo con dolor. Dos incómodos y adoloridos maratones después, decidí que necesitaba ayuda. Sigue leyendo