ALT1040 Labs: Nexus 7

Nexus-7Cuando Google presentó el Nexus 7 en el pasado Google I/O muchos apreciaron el atrevimiento de lanzar un tablet de 200 dólares que, primeras críticas mediante, acabó resultando ser un dispositivo a la altura de las circunstancias. Dicho atrevimiento sin embargo no era nuevo, meses atrás Amazon se había atrevido con el Kindle Fire, un dispositivo con un precio muy similar y que hace unos días recibía una actualización al Kindle Fire HD mejorándose en diversos aspectos como el procesador y la calidad de la pantalla.

Se puede considerar así que ese dúo Fire-Nexus 7 inauguró una nueva categoría, o al menos le aportó unos estándares de calidad que antes no tenía. Una categoría de tablets que se caracterizan por tener 7 pulgadas y ser mucho más asequibles y alejados del rango de los 500 dólares del iPad y el Galaxy Note 10.1, por ejemplo.

El Nexus 7 lleva en Europa medio mes, desde el 1 de Septiembre, y se puede adquirir bien online a través de Google Play o bien de manera física a través de varios distribuidores. En ALT1040 lo hemos estado probando y estas son nuestras impresiones.

Un tablet de 200 dólares que no lo parece

Me gustaría eludir en la manera de lo posible enumerar largas listas de características técnicas del Nexus 7 a lo largo de la reseña ¿Por qué? Porque una de las principales virtudes de la tablet es también su mayor defecto, es un dispositivo que aparenta costar mucho más de lo que realmente cuesta.

Nexus-7 traseraEs decir, no tiene sentido hablar del procesador Quad Core Tegra 3 que monta el Nexus 7 cuando en realidad la clave es cómo se comporta en el día a día, la fluidez, estabilidad y experiencia de usuario que aporta. Por un lado, el Nexus 7 está muy, muy bien construido, tiene un acabado de plástico suave muy agradable en la parte trasera con el logo de Nexus estampado, un pequeño borde metalizado y una pantalla de 7 pulgadas con Gorilla Glass de 1280×800 a una densidad de 216 píxeles por pulgada que se ve decentemente bien.

 

No da una sensación a plástico barato, ni a tener poca calidad, una sensación que sí desprenden tablets que cuestan el triple como el Galaxy Note 10.1 pero la otra cara de la moneda viene de la mano del rendimiento. Moviendo Android 4.1 Jelly Bean, el Nexus 7 y su procesador Quad Core Tegra 3 se comportan de manera adecuada, los distintos escritorios se mueven con fluidez y las aplicaciones se abren decentemente rápido.

Es cuando queremos darle un uso un poco más intensivo al Nexus 7 cuando se nota que esos 200 dólares pasan factura, cualquier uso profesional o avanzado que queramos darle va a quedarse más perjudicado que si usamos un iPad o un tablet de alta gama. Por otro lado, la pantalla de 7 pulgadas puede ser ideal para leer (vamos a hablarlo con más detalle más adelante) pero no tanto para escribir documentos por ejemplo, o para navegar, sin que llegue a ser una mala experiencia, simplemente se ve mejor en pantallas más grandes.

Batería y almacenamiento

Otras de las características básicas cuando estamos buscando un tablet son respectivamente la batería y el almacenamiento. En el primer apartado la batería es adecuada pero no sobresaliente, la hoja de especificaciones oficial promete hasta 10 horas de duración de batería y 300 en standby pero en nuestras pruebas este dato ha demostrado ser muy inferior. Contando horas, es difícil pasar más allá de las cinco horas y con un uso moderado, en cuanto empezamos a ejecutar muchas aplicaciones al mismo tiempo este se va a ver disminuido. No es un mal rendimiento, simplemente es uno acorde al tamaño del dispositivo y a su grosor y al precio que tiene.

Nexus-7 bateriaPor otro lado, el almacenamiento viene en dos opciones 8 o 16GB (que le suma 50 euros o dólares más, según corresponda, al precio final, dejándolo en 249), nada del otro mundo y que nos va a limitar bastante si lo que queremos es llevar gran cantidad de documentos o de archivos multimedia como fotografías o vídeo. De nuevo nos encontramos bajo la premisa de un tablet que parece mucho más, aunque sólo sea por diseño y calidad de materiales, pero que en aspectos como el almacenamiento se ve limitado por su precio.

Conectividad

Acostumbrado a usar un iPad con conectividad 3G al dar el salto al Nexus 7 frecuentemente me encontraba echando de menos la posibilidad de conectarme en movilidad. Esto es algo que podemos solucionar o bien con un dispositivo como un MiFi o bien si tenemos un smartphone (iOS, Android o Windows Phone) haciendo tethering.

Nexus-7 conectividadPor lo demás incluye las opciones básicas de Bluetooth más la particularidad de montar NFC, una tecnología que cada vez empieza a venir de serie en más dispositivos pero para el que todavía, al menos en una gran mayoría de países, carece de utilidad realmente práctica.

Pantalla

Ni una cosa ni la otra, la pantalla del Nexus 7 no deslumbra pero tampoco se queda corta, y me atrevería a decir que supera a muchos otros tablets de la competencia, empezando por el Fire y terminando por la mayoría de los Android de 10 pulgadas, la calidad de colores es buena y la resolución también. No es una Pantalla Retina, no una pantalla de un HTC One X, o de un Xperia Tablet S pero cumple sobradamente y a la hora de leer textos como comentaremos adelante destaca por su buena luminosidad, la calidad, el buen contraste y la saturación de los colores.

Nexus-7 pantallaConclusión

Es un tablet de 200 dólares, y ya. No es la primera vez que uso la comparación a lo largo de la reseña pero probablemente no haya mejor manera de definirlo. No es un tabletpremium, no es lo mejor de lo mejor, lo último en tecnología y lo más avanzado que podemos encontrar dentro de Android. Pero está bien hecho, tiene calidad, Android Jelly Bean se mueve de manera decente nos permite tener muchas de las prestaciones de un tablet en la mano y además llega con un formato más reducido que, según gustos, puede resultar incluso más atractivo.

Por otro lado, no podemos pedirle nada del otro mundo, las 7 pulgadas es probable que en alguna ocasión se nos queden cortas, la duración de la batería no es nada del otro mundo, no tiene conectividad 3G y le faltan muchas, muchísimas aplicaciones. Si los pros superan a los contras, por 200 dólares (mismo precio en Euros) o 249 dólares en el caso de la versión de 16GB vamos a tener un dispositivo completo, a la altura y que va a cumplir de manera aceptable una gran parte de los usos que normalmente se le dan a un tablet. De la misma manera que con el Kindle Fire HD llegó la “verdadera” y más acertada del dispositivo, esperemos que Google haga lo mismo con el Nexus y en la segunda generación mejore lo existente y pula todos esos aspectos que le quedan pendientes, hasta entonces, y dentro de ese mercado de tablets más asequibles, el Nexus 7 es un excelente competidor.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Fuente: alt1040.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *