Aprende a lavar las almohadas

Fotografía cortesía de deikea.com

Seguro que alguna vez cuando estabas sacando las sábanas para lavarlas has pensado ¿Y la almohada? ¿Quizás debería de lavarse, no? La respuesta es que sí, hay que lavarlas de vez en cuando para prevenir la aparición de alérgenos. A continuación te damos algunos consejos para aprender a lavar almohadas correctamente.

Ante todo, no empieces a hacer nada si no has leído las etiquetas informativas de la almohada. No todas están hechas del mismo material y, por tanto, hay algunas que requerirán cuidados especiales. Si es una almohada sintética y no hay nada especial indicado, ya puedes quitar la funda y el protector y meter la almohada en la lavadora. Asegúrate de que no tenga ningún agujero, ya que deberías arreglarla antes de ponerla a lavar.

Para lavar la almohada debes utilizar un programa suave y agua templada; de esta manera evitarás que puedan deformarse. Mete como máximo dos almohadas a la vez, y utiliza mejor un detergente en polvo. Cuando acabe el lavado, lo mejor es que las dejes secar al aire libre.

En el caso de tener almohadas viscoelásticas o de plumas, lo ideal es lavarlas a mano, ya que en la lavadora podrían estropearse. Llena un cubo con ¾ de agua, añade una cucharada de detergente en polvo y sumerge la almohada varias veces. Después, escúrrela bien y déjala secar al aire libre.

 

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *