Aprende a proteger las plantas de las heladas en invierno

Planta congelada

Fotografía cortesía de digitalphoto.pl

El frío en invierno puede causar daños en las plantas que tenemos en el jardín, estén plantadas en macetas o en la tierra. Si hace mucho frío puede incluso hacer que algunas de ellas acaben muriendo; por eso es muy importante tomar ciertas medidas para protegerlas del frío y disminuir un poco sus consecuencias. A continuación te explicamos lo que debes hacer para mantenerlas en buenas condiciones.

Plantas en macetas

Todas las plantas que estén en macetas hay que ponerlas en un lugar cubierto por las noches para protegerlas del frío, aunque esto no es suficiente. Hay que cubrir las plantas con plásticos transparentes que permitan pasar la luz y protejan a la planta del contacto directo con el aire frío. No los coloques directamente sobre la planta, ya que esta podría aplastarse y se pueden dañar las ramitas. Ayúdate de palos y estacas para apoyar el plástico sin tocar la planta. No olvides retirar el plástico a primera hora del día, o de lo contrario la planta podría resultar perjudicada. También se aconseja cubrir las macetas y tiestos con plásticos, telas o cartones, en especial si son tiestos de materiales más frágiles como la terracota.

Si puedes, coloca todas las plantas junto a una pared, ya que al estar todas las macetas agrupadas te será más fácil taparlas todas a la vez, creando pequeños invernaderos. De esta manera también evitarás que el viento tire las plantas y se rompan los tiestos. También puedes colocar piedras encima de la tierra para dar más consistencia a la planta y evitar que esta se caiga.

Otro aspecto importante es reducir la cantidad de agua que le subministramos a la planta, ya que en esta época no necesita tanta humedad y así evitamos que el agua que no absorba se congele.

flores invierno

Fotografía cortesía de 1p-naturaleza.com

Plantas situadas en el jardín

Se recomienda colocar una especie de acolchado sobre la tierra para crear una barrera aislante que proteja del aire frío. Puedes hacerlo colocando sobre el suelo cortezas de árboles, hojas y otros compuestos específicos con esta finalidad.

También es aconsejable cubrir las plantas como hemos explicado anteriormente, utilizando estacas, palos y otros elementos palos para evitar aplastar las ramitas y hojas de la planta.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *