Aprender a limpiar objetos y joyas de plata

Fotografía cortesía de renuevo.es

Como ya habréis observado, la plata es un material que se ensucia y se ennegrece muy fácilmente, haciendo que pierda brillo y sea menos vistosa. A continuación os damos algunos consejos para mantener vuestras joyas, piezas de cubertería y demás en perfectas condiciones.

El primer método utiliza la sal para desprender las partículas de suciedad de la plata. Os explicamos como hacerlo:

1. Coge un cazo y cubre el fondo con papel de aluminio.

2. Llena el cazo con agua caliente y añádele una o dos cucharaditas de sal.

3. Sumerge las piezas que deseas limpiar en la mezcla. Hay que dejarlas dentro durante unos 10 o 15 minutos.

4. Una vez transcurrido el tiempo, se  aclaran con agua limpia y se secan con un paño suave, frotando con mucho cuidado para que no se ralle.

El mismo método podemos usarlo utilizando detergente para la ropa en vez de sal, sin necesidad de recubrir el bol con papel de aluminio. En este caso es aconsejable utilizar unos guantes protectores.

Si lo que quieres es limpiar objetos más grandes, como puede ser el marco de un cuadro, sigue los siguientes pasos:

1. Humedece un trapo limpio y añádele unas gotas de jabón para limpiar la superficie que deseas tratar.

2. Echa unas dos o tres cucharadas de bicarbonato de sodio en un cazo y añádele agua caliente.

3. Ves removiendo hasta que la mezcla se convierta en una pasta fina.

4. Busca un cepillo de cerdas suaves y ves aplicando la pasta sobre la superficie, frotando con suavidad.

5. Aclara con un poco de agua y seca la superficie con un paño seco.

Si no quieres tener que utilizar tantas herramientas para este trabajo, también puedes aplicar pasta de dientes directamente sobre la superficie y frotar con papel de cocina. Aclara con un poco de agua y seca con el paño.

 

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *