Beneficios de la música para el embarazo

embarazo

Hacia la semana 20 de embarazo nuestro bebé empieza a percibir los sonidos. Pero la melodía puede acompañarle desde que es un embrión y tener beneficios en él, según apuntan algunos expertos.

Puede que el sentido más desarrollado del feto sea el oído. Aunque el bebé está completamente rodeado por líquido amniótico, en el vientre materno las ondas sonoras viajan cuatro veces más rápido que por el aire, por lo que tiene mucho que escuchar. Los primeros sonidos que oirá sobre la semana 13 serán los del cuerpo de su madre, como los latidos del corazón, la corriente del flujo sanguíneo, la respiración y los ruidos intestinales. Sin embargo, los efectos beneficiosos de la música en la gestación pueden trasladarse incluso al periodo embrionario. Investigaciones recientes han demostrado que exponer a embriones de fecundación in vitro a melodías agradables aumenta el éxito de que salgan adelante y mejora el desarrollo embrionario.

  • Sonidos de dentro y fuera

El bebé hace sus propios ruidos al moverse en el útero, pero también puede escuchar sonidos del mundo exterior. Las paredes del útero, junto con el abdomen, actúan como filtro de las frecuencias más altas. Todos los sonidos de fuera le llegarán distorsionados y los más altos, amortiguados. El sonido de la voz de la madre será distinto al del resto porque viaja directamente a través de los fluidos del cuerpo. Esto puede ayudar al bebé a desarrollar el vínculo con ella.

  • Relajante para cualquier ser vivo

Pero la música no solo tiene efectos positivos en el bebé gestante. Existen numerosos estudios sobre sus beneficios en plantas y animales. Por ejemplo, “la clásica amansa a los perros y la heavy metal les pone de los nervios”, según afirma David Nieto, adiestrador canino y profesor de etología en diversas universidades españolas. Por otro lado, un poco de melodía clásica puede ayudar a que las plantas crezcan mucho más verdes y felices. En el caso del hombre, la música reduce la ansiedad, contribuye a paliar el dolor, estimula el cerebro de enfermos de Alzheimer o Parkinson, fortalece el sistema inmunológico, potencia la memoria, aumenta el optimismo, combate el dolor de cabeza y reduce la presión arterial.

  • En la tripa de mamá

Diversos estudios apuntan a que la estimulación sónica prenatal produce efectos positivos, entre los que se incluyen patrones de sueño mejorados, habilidades de lenguaje más agudas, mayor capacidad de atención y mayor desarrollo cognitivo. Una investigación reciente en la que los fetos fueron expuestos a 70 horas de música clásica durante las últimas semanas de embarazo mostró que esos niños eran más propensos a tener un mejor desarrollo físico y mental. Con seis meses de vida, esos bebés estaban más avanzados en términos de desarrollo lingüístico, intelectual y motor que los que no recibieron ningún estímulo musical durante el embarazo.

  • Testimonios reales

Las parejas que recurrieron a técnicas de fecundación in vitro en el Institut Marquès de Barcelona, cuyos embriones fueron expuestos a distintas melodías, han observado el apego musical que han demostrado sus hijos al nacer. Los padres de una niña llamada Alison aseguran que “le encanta que le canten, además de bailar y aplaudir”. Asimismo, las parejas se sorprenden al ver cómo sus hijos intentan pronunciar las palabras para poder seguir la canción, algo muy precoz en esas edades.

  • Dispositivos musicales para embarazadas

Actualmente, existen aparatos que permiten que los fetos puedan escuchar música con claridad una vez que alcanzan las 18 semanas. Se trata de dispositivos que las embarazadas pueden insertar en sus vaginas, como si de un tampón se tratara. No obstante, algunos expertos se muestran contrarios a activar al feto musicalmente y aseguran que la mejor estimulación que los padres pueden dar a sus hijos es pasar tiempo con ellos, hablarles y leerles cuentos una vez que hayan nacido.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *