Bentley Flying Spur

Con el lanzamiento del nuevo Flying Spur, Bentley fija el nuevo estándar de referencia en el segmento de los sedanes de lujo de altas prestaciones. El nuevo Flying Spur sigue la estela del éxito cosechado en todo el mundo por su emblemático predecesor gracias a su inigualable combinación de maniobrabilidad sin esfuerzo, lujo y artesanía exquisitos, diseño escultural y tecnología de vanguardia. El modelo de cuatro puertas más rápido y potente jamás fabricado por Bentley realiza su presentación mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra el 5 de marzo de 2013.

El equipo de diseño de Bentley le ha imprimido al Flying Spur un aspecto atlético que combina los tradicionales rasgos de diseño de Bentley con un aire deportivo y detalles contemporáneos. Unos marcados contornos complementan sus robustas caderas traseras, mientras que los faros LED de uso diurno, junto con las luces de cruce y las luces traseras caracterizan los perfiles delantero y trasero. Los diseñadores de interior han creado una amplia y lujosa cabina en donde la avanzada tecnología de su electrónica y de su acústica se rodea de pieles y enchapados de madera de exquisita manufactura.

Tanto el conductor como los pasajeros del automóvil se relacionan con el mundo exterior a través de la pantalla táctil del sistema Infoocio, la conectividad móvil (Wi-Fi incluido), el sistema de entretenimiento del asiento trasero y un nuevo control remoto de pantalla táctil que permite a los ocupantes del habitáculo trasero controlar una amplia gama de funciones desde la comodidad de su asiento. El sistema de audio de ocho canales y ocho altavoces BMR (Balanced Mode Radiator) proporciona un sonido cristalino de alta calidad, con la opción de incorporar el sistema Naim® for Bentley de 1100 W de calidad suprema.

El nuevo Flying Spur incorpora el afamado motor Bentley W12 de 6 litros y doble turbocompresor acoplado a la transmisión ZF de ocho velocidades, ahora disponible de serie en las familias Continental GT y GT Convertible. El nuevo Flying Spur desarrolla 625 CV y 800 Nm, lo que lo convierte en el cuatro puertas más potente de la historia de Bentley. La mejora del 14 por ciento en la relación potencia/peso con respecto al modelo precedente le proporciona una aceleración impresionante, que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, y una velocidad máxima de 322 km/h. Como es tradicional en los modelos modernos de Bentley, la potencia se transmite al firme a través de la tracción total con una distribución 40:60 del par con preferencia a las ruedas traseras para avanzar con seguridad y paso firme, independientemente de las condiciones meteorológicas y de la carretera.

El Dr. Wolfgang Schreiber, presidente y director ejecutivo de Bentley, comenta: «El nuevo Flying Spur de Bentley es la máxima expresión del sedán de lujo de altas prestaciones. Nuestros ingenieros han trabajado incansablemente para garantizar que el Flying Spur sea la combinación perfecta de potencia, confort, refinamiento y calidad artesanal. El nuevo Flying Spur, dotado de la tecnología más novedosa, está igualmente equipado para los negocios y para el relax, sin dejar de ser un automóvil concebido para disfrutar conduciendo.»

UN EXTERIOR ELEGANTE Y ESPECTACULAR

El diseño del nuevo Flying Spur marca un nuevo carácter para los sedanes de altas prestaciones de Bentley. Su elegancia queda reflejada en su silueta, más baja y ancha, con líneas pronunciadas y superficies suavemente curvas. Su línea de techo más baja, sus paneles de líneas profundas, sus contornos precisos y sus robustas caderas traseras proporcionan al Flying Spur una presencia más enérgica y un perfil poderosamente dinámico.

Los guardabarros delanteros incorporan una nueva y espectacular toma de aire adornada con una elegante «B» de Bentley. Desde ese punto, un contorno adicional forma una arista nítidamente definida que fluye desde la rueda delantera hasta el parachoques trasero, subrayando el carácter dinámico de las formas.

En la parte delantera del automóvil, una rejilla cromada en posición más vertical se asienta entre los dos faros LED de lujo. Las lámparas exteriores son las más grandes de cada pareja, lo que destaca aún más la mayor anchura y la posición más baja del automóvil. Bajo la rejilla delantera, la toma inferior ocupa ahora todo el ancho sin presentar divisiones verticales, sino un detalle cromado en horizontal que completa el impresionante rostro del nuevo Flying Spur.

En la parte trasera, un portón del maletero más largo y bajo proporciona una mayor majestuosidad al perfil lateral. Las lámparas LED traseras de forma elíptica y horizontales se combinan con una nueva interpretación del contorno en forma de herradura de Bentley, que ahora ocupa toda la anchura del automóvil englobando una elegante sección cóncava.

Bajo la elegante carrocería del nuevo Flying Spur se ha utilizado una amplia gama de materiales de forma inteligente y eficiente. La nueva estructura de la carrocería, diseñada para mejorar su rigidez global y su refinamiento, en conformidad con los exigentes objetivos de la legislación sobre comportamiento en caso de colisión y protección del peatón, incluye refuerzos en los pilares B, los estribos y los travesaños delanteros con componentes deformables en los bajos para lograr una transferencia de cargas óptima. La presencia de un capó desplegable, que incluye nuevos paneles de refuerzo y elementos de deformación, ayuda a mejorar el comportamiento en caso de colisión con peatones.

El capó y los guardabarros delanteros son de aluminio. Los guardabarros se han moldeado mediante la técnica del superforming, empleada en la industria aeroespacial, que consiste en aplicar aire comprimido para dar la forma requerida a las láminas de aleación calentadas a más de 500 °C. Se obtienen así líneas excepcionalmente nítidas con curvas más pronunciadas y componentes más ligeros, que confieren a la parte delantera del nuevo Flying Spur unas líneas de cierre extremadamente firmes y dotadas del inconfundible sello de Bentley.

La estructura de las puertas se ha rediseñado por completo. Se ha reducido el número de componentes individuales para una mayor calidad y refinamiento, y se ha optimizado el uso los materiales, lo cual ha mejorado notablemente las propiedades cinéticas y la sensación al tacto de las puertas. Por su parte, el portón del maletero se ha fabricado en un material de compuesto de polímero que, además, integra la antena principal de los sistema electrónicos del automóvil, lo cual ha permitido reducir aún más el peso.

El diseño exterior, los procesos de fabricación y la meticulosa selección de los materiales se combinan para crear una carrocería robusta y bien perfilada, con el mínimo número de líneas de cierre, y que se comporta de manera excepcional en la carretera. La nueva carrocería goza de una rigidez torsional de 36.500 Nm/grado, un 4% más que el Flying Spur de la generación anterior, lo que proporciona una plataforma extremadamente rígida para los componentes del chasis y una base estable para la reducción del ruido, la vibración y la dureza. Sus elegantes formas le otorgan además unas propiedades aerodinámicas extraordinarias para un sedán de este tamaño, con un coeficiente aerodinámico de tan solo 0,29 y un mejor índice de emisiones.

La reducción del peso de la estructura de la carrocería y de los demás componentes del automóvil han permitido aligerar el peso total del Flying Spur en 50 kg con respecto al modelo de la primera generación, a pesar de los nuevos refinamientos, las mejoras tecnológicas y la mayor robustez de la estructura.

UN HABITÁCULO CONTEMPORÁNEO ELABORADO CON MATERIALES ARTESANALES

El suntuoso interior del nuevo Flying Spur incluye 600 componentes nuevos. De la generación anterior solo se han conservado los parasoles, las empuñaduras, los reposabrazos y parte de la consola y los controles delanteros. Las más avanzadas tecnologías y los mejores sistemas de entretenimiento se combinan con materiales artesanales tradicionales y con un espectacular diseño contemporáneo para crear un habitáculo digno de la máxima expresión del sedán deportivo de lujo.

El nuevo Flying Spur, disponible en configuraciones de cuatro y cinco asientos, presenta asientos delanteros y traseros de nuevo diseño tapizados en piel natural de calidad suprema. Bentley emplea en los nuevos asientos un tipo de piel exclusivo, más suave pero también más resistente, disponible en doce colores diferentes.

El cuidadoso uso de espumas de diferentes tipos y densidades permite crear asientos sumamente cómodos y firmes, con mecanismos de ajuste de 14 parámetros que incluyen funciones de memoria y soporte lumbar. Cada ocupante dispone de calefacción y ventilación en su asiento, así como de unos compartimentos de almacenamiento adicional incorporados a la parte trasera de los asientos delanteros.

En la variante de cuatro asientos, la consola central se prolonga desde el habitáculo delantero hacia el trasero e incluye una zona de almacenamiento adicional junto con un estuche de almacenamiento de bella factura revestido del mismo enchapado que el automóvil.

Los diseñadores del interior, junto con los artesanos y artesanas del afamado taller de marquetería de Bentley, han empleado enchapados de la mejor madera en los acabados del habitáculo del nuevo Flying Spur. En cada unidad Flying Spur se utilizan casi diez metros cuadrados de madera natural obtenida por métodos sostenibles, con la que se elaboran los enchapados con vetas simétricas y pulido de efecto espejo de los paneles del salpicadero, las consolas, las líneas de cintura y las mesas de picnic. Para realzar la sensación envolvente del habitáculo delantero, los enchapados del salpicadero y de las puertas se encuentran para formar una curva perfectamente alineada, dando la impresión de que un arco ininterrumpido de madera rodea el interior. Hay disponible una gama de siete sofisticados enchapados, dos de ellos (Burr Walnut y Dark Fiddleback Eucalyptus) disponibles de serie, totalmente elaborados a mano, curados durante 72 horas y tratados con una laca transparente para realzar la belleza natural de la madera.

Para completar la naturaleza lujosa y opulenta del habitáculo, el revestimiento del techo y los pilares también es de piel natural. Todas las superficies táctiles cuentan con capas de espuma flexible debajo de la piel, lo que proporciona el mismo aspecto y la misma sensación al tacto a todas las zonas del habitáculo. Las persianas laterales traseras eléctricas, incluidas de serie, proporcionan privacidad a los pasajeros de los asientos traseros siempre que lo deseen. También puede instalarse un techo solar de vidrio, disponible como opción sin coste adicional, así como un enfriador de botellas de nueve litros de capacidad detrás el reposabrazos trasero central para mantener las bebidas bien frías. Los diseñadores del interior también se han esforzado por mejorar el almacenamiento interior en todo el habitáculo y por incorporar discretamente nuevas tecnologías electrónicas en todos sus rincones.

CONEXIÓN CON EL MUNDO EXTERIOR

Como complemento del interior elaborado artesanalmente, el Flying Spur incorpora lo más selecto de la tecnología de última generación, disponible tanto para el conductor como para los pasajeros. El sistema Infoocio central, junto con el avanzado sistema de navegación por satélite de Bentley y la conectividad vía Bluetooth, se controla a través de una interfaz de pantalla táctil de 8 pulgadas y alta resolución. Las funcionalidades del sistema Infoocio pueden controlarse también mediante comandos activados por voz.

El sistema de audio de ocho canales y ocho altavoces dotados de la tecnología BMR (Balanced Mode Radiator) para proporcionar la mayor claridad de sonido en una gama de frecuencias óptima puede reproducir música almacenada en el disco duro de a bordo, o en un CD, DVD, tarjetas SD o iPod. El sistema de audio de calidad suprema Naim® for Bentley, que incorpora altavoces de subgraves independientes de nuevo diseño para una mejor reproducción de los graves y 1100 vatios de potencia, está disponible como opción para aquellos que deseen experimentar lo último en audio para automóvil.

Los ocupantes de los asientos traseros pueden acceder a una amplísima gama de tecnologías de entretenimiento. Un nuevo control remoto de pantalla táctil (TSR), oculto en un compartimento de la consola trasera que se abre con tan solo tocar un botón, permite a los ocupantes controlar desde la comodidad de su asiento diversos sistemas, desde el climatizador, la calefacción y la ventilación de los asientos, hasta los sistemas multimedia y de navegación por satélite.

Los clientes que deseen trabajar mientras viajan pueden solicitar la inclusión de la nueva Multi-Media Specification en su Flying Spur. Una de sus características más importantes es la Unidad de Conectividad de Bentley (BCU), que permite a dispositivos portátiles, ordenadores portátiles y tabletas conectarse a Internet a través del punto de acceso Wi-Fi integrado en el automóvil con una tarjeta SIM activa y 64 GB de capacidad de almacenamiento interno. En la parte trasera de los respaldos de los asientos delanteros hay instaladas sendas pantallas LCD de 10 pulgadas, mientras que en unos bolsillos ubicados justo debajo de las pantallas se alojan unos reproductores multimedia de carga superior que permiten al usuario disfrutar de vídeos, fotos o música almacenados en CD, DVD, dispositivos USB (incluidos iPod e iPad) y dispositivos HDMI.

Cada ocupante de los asientos traseros puede ver contenidos independientes o reproducir música o la radio por Internet desde la BCU. Una toma USB permite mantener las baterías siempre cargadas, mientras que las tomas de auriculares por cable permiten escuchar los contenidos reproducidos por la BCU. Los auriculares inalámbricos Bentley completan el conjunto de características de este excepcional sistema de entretenimiento en los asientos traseros.

DISEÑADO PARA PROPORCIONAR UN CONFORT EXCEPCIONAL

Una de las prioridades durante el desarrollo del nuevo Flying Spur consistía en lograr el máximo confort y refinamiento; por tanto, el aislamiento acústico del habitáculo fue objeto de una atención especial. Bentley sigue desarrollando materiales acústicos ligeros que instala bajo los paneles del suelo para minimizar el ruido de la carretera, y secciones aislantes de aerodinámica optimizada colocadas en prácticamente toda la superficie del piso del automóvil. El acristalamiento lateral de las pantallas delantera y trasera es de cristal acústico con una capa intermedia específicamente desarrollada para reducir la propagación del ruido. También se ha mejorado el sistema de sellado alrededor del acristalamiento lateral, que ahora incorpora dos puntos de sellado individuales para reducir al mínimo el ruido del viento independientemente de la velocidad. Las puertas de nuevo diseño incorporan también un aislamiento adicional en el panel exterior que reduce la propagación del ruido por el interior del habitáculo. Los silenciadores traseros, de mayor tamaño, reducen el ruido del sistema de escape en 12 dB a 3000 rpm a fin de aumentar el confort de los pasajeros.

El sistema de calefacción y ventilación se ha mejorado con la inclusión de una nueva válvula de expansión termostática que reduce espectacularmente el tiempo necesario para regular la temperatura del habitáculo. La función adicional de realce climático incorpora un sistema de ventiladores mejorado para una mejor refrigeración del habitáculo trasero.

El especial hincapié que el diseño del nuevo Flying Spur pone en el confort ha llevado también a crear un nuevo neumático de 19 pulgadas, cuyo incremento relativo del 12% en la altura del flanco junto con su mayor elasticidad vertical le proporciona un mejor aislamiento frente a impactos. Durante el desarrollo se probaron y depuraron 12 estructuras de neumático diferentes para encontrar el equilibrio óptimo entre refinamiento y manejabilidad.

OCHO MARCHAS, SEIS LITROS Y TRACCIÓN EN LAS CUATRO RUEDAS

El motor W12 de 6 litros, 48 válvulas y doble turbocompresor, el más potente jamás fabricado por Bentley, es la elección natural para impulsar al cuatro puertas de mayor potencia en la historia de la compañía. El W12, que ahora desarrolla 625 CV a 6000 rpm y un asombroso par de 800 Nm a partir de tan solo 2000 rpm, ha sido recientemente sometido a una actualización completa de su sistema de gestión del motor para adoptar la interfaz ME17 de Bosch. La gestión mejorada del par, el control del turbocompresor, la facilidad de conducción y el bajo índice de emisiones son consecuencia de la instalación y optimización de este nuevo sistema, que además ha permitido mejorar la respuesta a baja velocidad.

Acoplada al W12, se encuentra la más reciente transmisión automática Quickshift de ocho velocidades de ZF. Todos los modelos Bentley incorporan ahora esta avanzada caja de cambios, capaz de cambiar de marcha de manera imperceptible en menos de 200 milisegundos y diseñada tanto para manejar el poderoso par producido por el motor W12 como para asegurar una transferencia uniforme y refinada de la potencia a las ruedas. Un conjunto optimizado de relaciones de marchas mantienen al motor en el intervalo de revoluciones más eficiente en condiciones de carga baja y velocidad de crucero, lo que permite rebajar el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en mas de un 13% con respecto al modelo precedente. El nuevo Flying Spur presenta una economía de combustible de ciclo combinado de 14,7 litros/100 km y unas emisiones de CO2 de 343 g/km, unas cifras impresionantes para un sedán de gran lujo de 12 cilindros y altas prestaciones.

La transmisión distribuye la potencia entre las cuatro ruedas a través del afamado sistema de tracción total de Bentley. Normalmente, la unidad motriz del Flying Spur transmite el 60 por ciento del par a las ruedas traseras y el 40 por ciento a las delanteras, pero la posibilidad de modificar esta distribución para transmitir hasta un 85 por ciento a las ruedas traseras, y hasta un 65 por ciento a las delanteras en función de la tracción disponible, le permite garantizar un agarre óptimo independientemente de las condiciones meteorológicas o de la carretera. La sensación de seguridad que transmite el conjunto permite al conductor impetuoso hacer uso de toda la potencia y el par del automóvil de manera controlada y responsable prácticamente bajo cualquier circunstancia.

CONDUCCIÓN REFINADA CON COMPORTAMIENTO DINÁMICO

En el nuevo Flying Spur el confort de marcha es un factor de la máxima importancia. Por ello, la suspensión neumática independiente controlada por ordenador se ha rediseñado para maximizar la absorción de los impactos y el aislamiento. En comparación con el modelo precedente, la rigidez elástica de los muelles de la suspensión se ha suavizado en un 10 por ciento en el caso de la suspensión trasera y en un 13 por ciento en el caso de la trasera para proporcionar un mayor confort de marcha en el intervalo de revoluciones normal. El índice de aumento de la rigidez al tomar curvas cerradas se ha incrementado para mejorar el control del balanceo, el cabeceo y el movimiento vertical. El ajuste de las barras estabilizadoras se ha suavizado en un 13 y un 15 por ciento respectivamente para mejorar la absorción de impactos de cada rueda. Los cojinetes de la palanca de la suspensión se han suavizado en al menos un 25 por ciento para mitigar el ruido y la vibración inducidos por la superficie de la carretera.

Con el fin de maximizar el confort de marcha, se ha desarrollado una nueva especificación hidráulica para los amortiguadores que tiene en cuenta los nuevos muelles. La revisión de la estrategia del control electrónico de los amortiguadores (CDC) permite un comportamiento excepcional a velocidades bajas, mientras que la fuerza de amortiguación se incrementa notablemente con la velocidad, lo que proporciona un equilibrio óptimo entre el control de la carrocería y la estabilidad a cualquier velocidad. El control de la suspensión de cuatro posiciones, dotado de un abanico más amplio de ajustes, permite a los conductores seleccionar el grado de amortiguación que mejor se adapte a sus preferencias.

La dirección asistida proporciona un equilibrio orientado al confort, y mantiene las buenas sensaciones y la precisión de la dirección a cualquier velocidad. El engranaje de dirección rediseñado, junto con una nueva calibración del sistema sensible a la velocidad que regula el flujo de fluido hidráulico, proporciona asistencia variable en función de la velocidad del vehículo. El nuevo sistema presenta unos altos niveles de aislamiento frente a las deformaciones del pavimento, y reafirma la confianza del conductor gracias a meticulosa precisión de la dirección junto con un calculado incremento de la fuerza que se debe ejercer sobre el volante en las curvas.

A medida que el nuevo Flying Spur se aproxima a su velocidad máxima de 322 km/h, la distancia del chasis al suelo se reduce automáticamente por acción del sistema de suspensión neumática, con el fin de compensar las fuerzas aerodinámicas. Con ello no solo se consigue mejorar la estabilidad del vehículo al optimizar el equilibrio aerodinámico en todo el automóvil, sino que también se reduce la resistencia aerodinámica, lo cual permite aumentar la velocidad máxima y reducir la emisión de CO2. El nuevo modelo cuenta con una estrategia de reducción de la altura en dos fases. En primer lugar, la altura se reduce en 5 mm en la parte delantera y 10 mm en la trasera a 195 km/h y, posteriormente, otros 8 y 13 mm adicionales respectivamente a 240 km/h.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compartelo !

Fuente: motor66

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *