BMW i8, un coupé hibrido enchufable

bmw-i8-un-coupe-hibrido-enchufarle

El fabricante alemán nos vuelve a sorprender con este i8, un coupé hibrido enchufable muy potente, que marcara el futuro a los próximos deportivos.

En el plano estético, el i8 despierta asombroso, incredulidad y admiración a partes iguales. Los diodos luminosos presentes, tanto en el frontal como en la zaga, aportan un toque futurista. La carrocería mide 4,70 metros de longitud por 1,94 de ancho y 1,29 de alto. No obstante, el dato más llamativo, en este apartado es la peculiar apertura en vertical de las puertas. También hay que mencionar que el coeficiente aerodinámico es de 0,26cx fundamental en un vehículo que necesita obtener la máxima eficacia energética. Tanto el chasis como la carrocería están fabricados con compuestos de polímeros, reforzados con fibra de carbono “PRFC” (Plastic Reinforced Carbon Fibre). Este material es tremendamente resistente y a la vez ligero, lo que asegura un peso de 1.458 Kg.

Llega con un entramado tecnológico

Este i8 lleva dos motores, uno térmico en la parte trasera, y otro eléctrico en la parte delantera. El propulsor de gasolina es un bloque de tres cilindros con turbocompresores y una cilindrada de 1.449 cm3, procedente del mini. Desarrolla una potencia de 231 CV a 5800 rpm. Junto a él, encontramos una caja de cambios automática con convertidor de para, de seis velocidades. Por otra parte, tenemos el motor eléctrico síncrono, ubicado en el eje delantero, capaz de generar una potencia de 131 CV, gestionado por una caja de cambios automática de dos velocidades. La batería es de iones de litio, encargada de nutrir al sistema eléctrico, está colocada en la parte central del chasis. Los dos motores en conjunto dan una potencia de 362 CV y un par motor de 570 Nm. Este i8 puede contar con tracción integral, en condiciones normales la tracción es la trasera, pero cuando demandados toda la potencia entonces entra en funcionamiento la tracción a las cuatro ruedas.

La velocidad máxima está limitada a 250 Km/h y es capaz de acelerar de 0 a 100 en 4,4 segundos. Asimismo anuncia unos consumos, en ciclo mixto de solo 2,1 litro cada 100 Kilómetros.

Este i8 lleva de serie un control dinámico de conducción, con dos modalidades predeterminadas: “ECO PRO” Y “CONFORT”. Además y si desplazamos el selector de cambio hacia el pasillo se activa otra función denominada “SPORT”. Gracias a ello el i8 se adapta completamente a nuestras necesidades. Este sistema se complemente con el motor eléctrico denominado “eDrive”, que permite circular, sin emitir contaminación alguna, durante  37 Km, a una velocidad máxima de 120km/h. 

En el apartado dinámico el i8 ofrece una puesta a punto privilegiada. El control dinámico de la suspensión “DDC” de serie, consigue que la suspensión trabaje de forma excelente, hay que destacar que un vehículo con un chasis tan rígido sea capaz de absorber también las irregularidades del asfalto y sin restar confort a los ocupantes.

¿Es un coche asequible para todos los bolsillos? Lamento decir que no. El precio fijado por la marca es de 139.200 €

¿Te gusta este post? ¡Compártelo! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *