Cómo afecta la falta de sueño a tu piel

Falta de sueño

Un buen descanso es clave para empezar el día con energía… y buena cara. Te explicamos cómo lograr un sueño reparador, despertarte relajada, sin ojeras y con la piel luminosa.

Dormir bien puede resultar más complicado durante los meses del verano. El calor, la luz, la humedad y el cambio de hábitos (comidas, horarios, etc.) dificultan ese reposo tan necesario y deseado. Sin embargo, el sueño reparador es obligado para lucir una piel bonita y un rostro descansado. La razón es que entre las 11 de la noche y las 4 de la madrugada:

  • Se eliminan las toxinas acumuladas durante el día-
  • La regeneración de la dermis se intensifica y “aprovecha” para fabricar el colágeno y la elastina.
  • Las cremas actúan mejor porque, al aumentar la circulación de la sangre, la pieles más permeable. De hecho, se ha demostrado que la regeneración nocturna de la piel es tan importante que, si no descansas bien, envejece antes.

ALTERNATIVAS NATURALES QUE TE PUEDEN AYUDARTE A DORMIR DE UN TIRÓN

¿Te cuesta más conciliar el sueño en verano? Prueba estos remedios:

  • La plantas medicinales corno la valeriana, la pasiflora, la tila, la melisa y la amapola de California ayudan a calmarla tensión nerviosa y a conciliar el sueño. Tómalas en infusión, solas o combinadas entre sí.
  • Los aceites esenciales naturales tienen un efecto relajante. El más eficaz es el de lavanda, aunque también funcionan los de tila, sándalo, camomila e ylan-gylang. Pon 2 gotas del aceite sobre tu almohada.

COMBATE LAS SEÑALES DE CANSANCIO

  1. Bolsas bajo los ojos

Es uno de los signos más evidentes de haber pasado una mala noche y te hacen parecer cansada y triste.

Cómo prevenirlas

  • La cena que cuida tu rostro. Lo más recomendable es comer pescado y vegetales diuréticos como los espárragos. Si sufres insomnio. alimentos ricos en triptófano (huevos, pollo. plátano, aguacate…). Y ojo con los ricos en sal (embutidos. conservas…) porque aumentan la retención de líquidos y favorecen las bolsas.
  • Duerme con la cabeza un poco elevada. Así la circulación no se estanca en el contorno de los ojos.

Por la mañana

  • El hielo “despierta” la mirada. Lávate la cara en agua fría con unos cubitos de hielo. Si este gesto no es suficiente, envuélvelos en una toalla y presiónala sobre los párpados.
  • Texturas ligeras. Elige un contorno de ojos tipo fluido o gel acuoso. Y mejor uno con un aplicador metálico porque ayuda a descongestionar la zona.
  1. Ojeras pronunciadas

Si te despiertas varias veces por la noche, por la mañana el resultado se nota: las ojeras hacen su aparición o están mucho más marcadas.

Cómo prevenirlas

  • Regálate un baño relajante. Antes de acostarte. llena la bañera de agua tibia y vierte un chorrito de tu gel de baño (mejor si tiene un aroma relajante). Sumérgete, cierra los ojos y disfruta durante 10 minutos —si sobrepasas ese tiempo la tensión arterial puede bajar—. ¡Dormirás a pierna suelta!

Por la mañana

  • El corrector hace milagros. Los días que te veas ojerosa, recurre al maquillaje. Las ojeras marrones se “esconden” usando corrector de color melocotón. En cambio, las de color azul-violáceo se disimulan con el corrector amarillo. Tu mirada tendrá de forma inmediata un aspecto vital y descansado.
  1. Tono apagado

Mientras duermes las células cutáneas se renuevan. Por eso la falta de sueño provoca un tono grisáceo de piel

Cómo prevenirlo

  • ¡Aléjate de las pantallas! tableta, móvil, televisión… Estamos rodeados de dispositivos que emiten luz azul. ¿Sabías que esta radiación te envejece? Penetra dentro de la piala más profundidad que la radiación UVA y UVB. Esto provoca una mayor cantidad de radicales libres en la dermis, que ocasionan pérdida de elasticidad, flacidez, sequedad y la aparición de arrugas y manchas de forma prematura.
  • iProtégete! Si no tienes más remedio que pasar horas delante de la pantalla, ponte unas gatas especiales que filtren la luz azul o usa un protector de pantalla que reduzca ese tipo de radiación.
  • Pasea antes o después de la cena. En lugar de quedarte en casa mirando la tele, aprovecha el frescor del atardecer para salir a pasear durante 30-45 minutos. El ejercicio suave, además de relajarte, mejora la circulación y activa el metabolismo de la piel.
  • Cremas revitalizantes. Antes de acostarte, proporciona a tu rostro una dosis extra de vitamina C con un cosmético nocturno que lo incluya. Te despertarás con el cutis mucho más luminoso.

Por la mañana

  • Ampolla o sérum de vitamina C. Aplícalo antes de tu crema de dia y tu piel ganará vitalidad.

Un truco eficaz: Iluminador y colorete. Este dúo hace milagros. Un toque de colorete en los pómulos, y unos puntos de luz en el lagrimal y el arco delas cejas “animan” el rostro.

  1. Arrugas en el escote

En este caso no es por descansar mal, sino por la postura. Si duermes de lado, se marcan más.

Cómo prevenirlas

  • lisa un sujetador especial. Hay modelos que tienen la copa envolvente y una almohadilla que rellena el espacio entre las mamas. De esta forma los pechos se mantienen bien sujetos y se evita la aparición de arrugasen el nacimiento de los senos.

Por la mañana

  • Crema reafirmante. Extiéndela en toda esta zona para reforzar el sostén cutáneo. Cuanto más firme e hidratada esté la piel, menos se marcarán estas antiestéticas arrugas.

LA LUZ NO TE DEJA CONCILIAR EL SUEÑO  

Se ha comprobado que reduce la fabricación de melatonina, la hormona que se fabrica al anochecer para favorecer el sueño. Evita exponerte a luz azul brillante 2 horas antes de acostarte y mantén los dispositivos electrónicos fuera de la habitación.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *