Como aprender a meditar por primera vez

Aprender a meditar en casa

Te comentamos cómo aprender a disfrutar de las grandes bondades que ofrece esta técnica de meditación. Toma nota y alcanza un estado de tranquilidad.

¿QUE ES LA MEDITACION? 

Antes de comenzar debes saber que se trata del arte de estar relajada y alerta, un estado mental en el que puedes hacer a un lado los pensamientos para entrar en armonía con las sensaciones del momento. Los beneficios que te brinda cuando la practicas diariamente son muchos, básicamente mejora la creatividad, estimula el sistema inmunológico, aumenta tu felicidad, libera el estrés y potencia la memoria.

LOS 9 PASOS PARA APRENDER A MEDITAR

Aunque existen diferentes técnicas de meditación, todas comparten bases esenciales. Para ayudarte a practicarla, preparamos una lista basada en el libro Aprende a Meditar de Eric Harrison.

  1. Busca un lugar tranquilo y establece 15 minutos para meditar, es vital que te asegures de no tener distracciones que alteren tu concentración y afecten todo el procedimiento.
  2. Cuida tu posición, lo más importante es que estés cómoda y puedas respirar. Si usas una silla, asegúrate de que tenga respaldo o si estás sentada en un cojín, que sea grueso y tus hombros no se vayan hacia adelante. Puedes colocar tus manos sobre tus muslos o donde tú prefieras.
  3. Dedica un minuto y repasa lentamente tu cuerpo de forma interna, piensa en las tensiones que tengas y quieras eliminar, de tu cabeza a la punta de los dedos de tus pies.
  4. Respira profundamente y suspira, deja que tu abdomen se afloje y que el aire entre por todo tu cuerpo. No controles tu respiración, solo concéntrate al inicio, y después permite que fluya naturalmente. Puedes contarla siempre y cuando tu atención no se centre solo en eso.
  5. A la hora de meditar, busca un estado que implique estar relajada y concentrada en las 11) sensaciones. Para lograrlo aleja todos los pensamientos, siente tu interior y lo que te rodea.
  6. Escucha música, es una gran herramienta para evocar imágenes o sensaciones que profundicen tu concentración. Cuida no perderte en las melodías y logra que estas toquen tu interior y acompañen tu respiración.
  7. Las afirmaciones o mantras ayudan a conseguir un estado de relajación con más rapidez, añádelos al momento de respirar o repítelos en silencio. Esto ayudará a que se sincronicen de manera natural con los latidos de tu corazón, no es necesario que los repitas durante todo el proceso.
  8. Deja que tu mente descanse en algún lugar dentro de ti y siente las respiraciones, las sensaciones que llegan a ti y recorren todo tu cuerpo, los sonidos y olores que te rodean; no pienses en nada durante el resto de tu meditación.
  9. Abre los ojos lentamente y poco a poco observa tú alrededor e incorpórate para volver a la realidad. Da una última respiración profunda para sentir el alivio y continúa tus actividades diarias.

La meditación es una práctica excelente, ya sea que te quedes con lo básico o te acerques a un experto para añadirle nuevos elementos, es una de las mejores elecciones para mejorar tu vida.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *