Cómo calcular el presupuesto de mi boda

Anillos de boda

Nunca es fácil hablar de dinero. Usted sabe lo que puede contratar, y lo que no. Sin embargo, cuando tú estás planeando tu propia boda, tiene que estar todo bien hecho. No tengas miedo – con estos consejos que te damos, tú puedes hacerlo.

Cuando vosotros tengáis la lista de invitados creada, para que os hagáis una idea del tamaño de los asistentes a la boda, es el momento de establecer un presupuesto. Establecer un presupuesto al comienzo, es un proceso de investigación y ayuda a eliminar los proveedores que se encuentran fuera de un rango de gastos elevados.

Para calcular su presupuesto.

1. Determinar cuánto dinero puedes gastar el día de tu boda. Esto no es tan difícil como parece – todo lo que tienes que hacer es averiguar cuánto dinero se puede sacar de los ahorros o guardar desde ahora hasta su boda, (no tienes que contar con lo que te darán los invitados).

No gaste todo tu dinero; averigüe en que puede ahorrar de su sueldo cada mes (después de pagar todas sus cuentas y asignar dinero para la alimentación). Luego vaya dejando durante un tiempo en una cuenta de ahorros un dinero, nada debe ir a crédito, usted debe ser capaz de pagar cómodamente este dinero para su boda. Qué gran ilusión poder ser capaz de trabajar duro y ahorrar para un día que es tan importante para ti.

2. Hable de sus números con su novio y pregúntale si él es capaz de contribuir al presupuesto. Escoja un momento del día en que puedan los dos sentarse hablar, y tengan una conversación relajada, por amor de Dios, no hagas esto por teléfono hágalo cara a cara. Pídele a tu novio que puede hacer lo que hiciste tú en el paso 1.

3. Mantenga una conversación privada con tus padres, acerca de lo que puedan contribuir al presupuesto de la boda. Sí, he dicho privada aquí. (Nota: Si tus padres están divorciados, hablar con cada uno por separado y ser abierto y honesto con cada uno sobre lo que el otro es capaz de contribuir Honestidad siempre funciona.).

Este paso se puede dividir en dos partes – usted debe hablar con sus padres por su cuenta y su novio debe hablar con sus padres por su cuenta.

Cuando cada uno de ustedes ha hablado con sus padres en persona (o al menos por teléfono) y le preguntan si pueden contribuir financieramente a su boda, no dé por sentado que no pueden aportar nada. Tus padres te aman y te garantizo que van hacer todo lo que puedan por ayudarte. Sea cual sea la cantidad. Tus padres te dieron la vida, y ahora están dándote todo lo que pueden, para apoyar financieramente tu boda.

Con el dinero que tienes tú, el de tu prometido, y el de vuestros padres, ahora sume todo y escribirlo. Ahora ya tiene una guía a medida, para que comience la investigación, de esta forma sabréis cuánto podéis gastar en vuestra boda. Ese es el principio para comenzar.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *