Como decorar con cuadros en la pared

Decorar con cuadros

¿Una pared aburrida? ¿Una escalera desangelada? ¿Un rincón sin gracia? Pon fin una solución sencilla a estos pequeños problemas: los cuadros. Puedes jugar alternando uno o varios, de estilo clásico o moderno, rústico y sofisticado…

Lo que más te guste para que tu casa muestre todo su encanto.

PLANIFICA ANTES DE EMPEZAR 

Antes de hacer agujeros en la pared y ponerte a colgar cuadros a mansalva, ten un plan: decide si será un cuadro o una composición; en caso de ser uno, ¿quieres que esté centrado? Si lo que deseas es alternar varios, será útil hacerte un boceto previo para organizar su disposición.

COMO EN UNA GALERÍA DE ARTE 

Decorar con cuadros en el suelo se está convirtiendo en un hábito en muchas casas. Un cuadro por aquí y el otro por allá le dan un toque desenfadado, moderno, relajado e informal a tu estancia principal y más relajada. Es una de las prácticas que han nacido en las galerías de arte, que encaja perfectamente con los techos bajos, pero también con espacios amplios, ya que lo normal es colocar cuadros de un tamaño considerable que queda muy bien en el suelo (tiene que ser lo suficientemente grande). El cuadro en el suelo aportará el contrapunto perfecto a ese espacio abierto y casará de maravilla con un estilo minimalista.

UN CASUAL MUY CUIDADO 

Ya no tenemos que elegir un cuadro protagonista para colocar en medio de cada pared. Ahora pueden ser tantos como quieras. Si son fotos, también vale. Una opción es llenar una pared con varios cuadros pequeños, organizados como quieras, de manera simétrica o no, con marcos del mismo color o de varios, que evoquen el mismo estilo artístico o una mezcla de tendencias, clásica o moderna….

CREA TU PROPIA HERRAMIENTA PARA COLGAR CUADROS

Cuando haces un collage de cuadros de distintos tamaños, a veces no quedan rectos. Para esto, Ikea nos sugiere su secreto:

  1. Lo primero, consigue una tabilla a la que puedas hacer un agujero en su parte superior, a modo de colgador.
  2. Con la ayuda del martillo coloca un clavo en el tercio inferior (en la foto, donde aparece el punto marcado).
  3. Decide el lugar adecuado para poner tu cuadro. Cuelga el marco del cuadro al clavo de tu tablilla de colgar y sitúalo en la pared, en el sitio escogido.
  4. Quita el cuadro, pero mantén la tablilla donde está. Haz una ligera marca golpeando con el martillo el clavo de la nueva herramienta. Quita la tablilla y clava el clavo en la marca que el clavo ha dejado en la pared. Fíjate que quede firme.
  5. ¡Es hora de colgar el cuadro!

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *