Cómo organizar los electrodomésticos de la cocina

 

Fotografía cortesía de vivirhogar.es

Algo muy común y que nos pasa a todos es el hecho de acabar acumulando muchos electrodomésticos en la cocina, de todos los tipos y tamaños, y de los cuales no usamos ni la mitad habitualmente. Todo esto hace que el espacio disponible para guardar otras cosas se reduzca. 

Lo primero que deberías hacer para poner un poco de orden en la cocina es sacar todos los electrodomésticos (tanto los que ya utilizas como los que todavía están en su caja) y colocarlos encima de la mesa. Una vez los has colocado todos de forma visual, clasifícalos en función del uso que les das: si los usas todos o casi todos los días, si los usas sólo puntualmente y si nunca los has usado.

Los que sueles utilizar todos los días deberías colocarlos en estanterías que estén al alcance, de manera que se pueda acceder a ellos fácilmente sin tener que apartar varias cosas antes. Los que utilizas sólo puntualmente puedes “esconderlos” un poco más, colocándolos al fondo de los armarios más altos y poniendo delante otros elementos que utilices más a menudo. Para aquellos que no has utilizado nunca, una buena opción sería venderlos.

Procura limpiar muy bien los electrodomésticos antes de guardarlos, para evitar que se acaben estropeando y se acumule suciedad. También es recomendable enrollar los cables sin hacer nudos ni doblarlos mucho, ya que con el tiempo se acabarán estropeando y tendremos que tirar el aparato.

Si no tienes espacio suficiente en la cocina, puedes probar a instalar alguna estantería en un rincón que no moleste. De esta manera los electrodomésticos no acabarán ocupando la mayor parte de la encimera y tendrás espacio de sobras para trabajar.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *