Cómo reducir el consumo de sal

Consumo de sal diario

Reducir el consumo de sal no tiene por qué ser sinónimo de sacrificar el sabor de tus platos favoritos. Mira estas opciones y sigue disfrutando pero de una manera más saludable.

Aunque estamos acostumbrados a que en la cocina la sal es el principal sazonador, existen otras opciones que le aportan mucho sabor a la comida, y que resultan muy sanas para el cuerpo. De acuerdo con la Fundación Española del Corazón (FEC) reducir el consumo de sal genera cambios equivalentes al dejar de fumar. Así que ¿estás preparado para mejorar tu vida?

TUS ALTERNATIVAS A LA SAL

  • Anjonjolí: puedes molerlo y espolvorearlo para realzar el sabor de la comida.
  • Chiles y currys: el piquín, pimiento de cayena o curry no te harán extrañar la sal.
  • Caldo deshidratado: una pizca de este ingrediente mejora el sazón y aporta poco sodio.
  • Ajo y jengibre: mezcla una pizca de ambos en sus presentaciones en polvo, y conseguirás mucho sabor en tus recetas.
  • Mostaza: usa una porción de aderezo antes o después de preparar la carne para darles un sabor delicioso.
  • Semillas: son perfectas para las ensaladas, así obtendrás un toque salado pero mucho más saludable.

CONSUMO DE SAL EN CIFRAS

Para los adultos: la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos (un poco menos que una cuchara) de sal por día.

Para los niños: en el caso de los más pequeños del hogar, el consumo máximo recomendado es de 2 gramos al día, es decir una cucharadita, esto con el fin de cubrir los requerimientos de energía del niño sin afectar su estado de salud por un exceso en el consumo del mineral.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *