Cómo reparar un ordenador

Técnico de reparación de ordenadores

Tener  un ordenador es casi imprescindible en el mundo actual. Con la introducción de Internet es fácil ver por qué la mayoría de la gente quiere tener un ordenador en su hogar u oficina.

Los ordenadores son como cualquier otra cosa y hay momentos en los que no funcionan según lo previsto. Es frustrante estar sentado delante del escritorio listo para navegar por internet o trabajar en un documento y que el ordenador no responda.

Cuando se trata de reparar el ordenador a menudo es aconsejable buscar ayuda profesional. Un técnico en computación está principalmente capacitado para evaluar el problema y ofrecer la mejor solución posible.

Hay ciertos tipos de reparaciones que usted mismo puede llevar acabo. Estas averías, frecuentemente son leves correcciones que se pueden manipular con un poco de instrucción.

Cambiar algunas piezas del ordenador lo puede hacer usted mismo, como puede ser la batería del ordenador portátil o el ventilador. Cada ordenador tiene un ventilador en el interior, este ventilador se utiliza para enfriar los componentes del ordenador. Es esencial que el ventilador funcione de manera eficiente para garantizar que el equipo no se sobrecaliente.

Reparar ordenador

Al iniciar o ejecutar al equipo, nos daremos cuenta que el ventilador del ordenador no funciona correctamente, por que tiene un sonido diferente al habitual. Los ordenadores suelen tener dos ventiladores. Uno se utiliza para enfriar la fuente de alimentación y el otro se utiliza para enfriar la CPU. Abra la tapa del ordenador y escuche. Si el sonido parece provenir del ventilador que enfría el CPU tendrá que reemplazarlo.

Si el equipo está aún en garantía, de este tipo de reparación, se hará de forma gratuita. Si ha transcurrido el plazo de garantía, en lugar de llevarlo a un técnico de reparación de ordenadores, intente informarse como lo podría sustituir usted.

El primer paso y más importante de cualquier reparación es desenchufar el ordenador de la toma eléctrica. A continuación, necesitara inspeccionar el ventilador para ver cómo está conectado. Probablemente estará unido por unos pequeños tornillos. Una vez que los haya aflojado, tendrá que desconectar el ventilador de la fuente de alimentación.

Después de sustituirlo, vuelva a colocar la tapa y conecte el ordenador. El ventilador deberá funcionar perfectamente sin oírse ningún ruido.

A veces los ordenadores también hacen ruidos, debido a una pieza de hardware que no está conectado correctamente. Uno de los posibles culpables es la unidad de CD-M o DVD. Una vez más para este tipo de reparaciones, usted tiene que retirar con cuidado la tapa y escuchar de donde viene el ruido. Abecés puede ser que los tornillos que sujetan el hardware están sueltos, apriete los tornillos y vuelve a colocar la tapa, conecte el ordenador y escuche si el ruido ha desaparecido.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *