Consejos para comprar sofá y butacas

Cuáles son los mejores sofás

A la hora de comprar un sofá y butacas no te dejes llevar solo por la estética o el diseño exterior. Son muebles básicos en una casa. No te dejes llevar solo por el gusto al comprarlos. Es importante que se adapten bien al tamaño de tu salón y a su distribución. Lee atentamente estos consejos para hacer una compra con éxito.

LAS MEDIDAS

El ancho de los muebles estará en función del espacio disponible en la habitación a la que vayan destinados y de cuántas personas vayan a utilizarlos. En cuanto a la altura, sofás y asientos cómodos deben tener un respaldo que recoja toda la espalda y permita apoyar también la cabeza. La altura, entre 85-95 cm y los reposabrazos están entre los 12 y 20 cm. La profundidad de los asientos no ha de ser menor de 90 cm, y de 42-43 cm en el caso de las sillas.

RELLENOS DE LOS ALMOHADONES

Los de plumas -oca, ganso o mezcla- son muy confortables, pero se deforman con el tiempo. Si se trata de espuma, mejor que sea de alta densidad y esté envuelta en pluma o poliéster. Los rellenos sintéticos, tipo soft y látex, mantienen la firmeza en asientos y respaldo y, además, son transpirables y con cualidades anti-alérgicas.

TAPICERÍAS ANTIMANCHAS

Son la mejor elección, cuando hay niños o mascotas en casa. Los tejidos especiales, tipo Alcántara, se lavan bien y se desgastan menos. También es indicada cualquier tapicería de microfibras: duradera, repelente al agua y a las manchas. Además, su tacto aterciopelado es muy agradable. También hay telas protegidas con tratamientos anti suciedad, como el Aquaclean, o antiácaros -Safe Front-.

ADAPTARLOS A TU ESPACIO

En salones pequeños, mejor sofás de 2 plazas acompañados de butacas ligeras que se puedan mover. Si dispones de espacio, elige sofás en «L», con rinconeras que se prolonguen en chaise longue.

LAS CLAVES MAS ÚTILES

Distancias mínimas: Entre el sofá y la mesa de centro, 50 cm, y la separación entre butacas, de 1 m, y retiradas, unos 90 cm de la pared más cercana. Alrededor de cada asiento deja 50 cm.

Butacas en contraste: Si las eliges en un color diferente al del sofá, dinamizarás el estar. Los asientos alrededor de un elemento -mesita, chimenea, etc.- crean una zona más acogedora.

Sofás-cama: La apertura «italiana» y la clic son muy cómodas a la hora de extender el mueble.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *