Consejos para cuidar a tu mascota como un profesional

cuidado mascotas

Las enfermedades más comunes que padecen perros y gatos, cómo prevenirlas y todo lo que podemos hacer para cuidarlos mejor. «Las enfermedades más comunes dependen de la edad». En perros cachorros, los padecimientos más frecuentes son problemas gastrointestinales asociados a enfermedades virares o parasitarias, mientras que en perros adultos son en dientes y piel, aunque también es normal tener pacientes con enfermedades renales, del corazón y en páncreas. En cuanto a los gatos, en jóvenes los problemas infecciosos por virus y parásitos son los más recurrentes, y en adultos son padecimientos en la boca, situaciones ligadas a las hormonas y secuelas de enfermedades en ejemplares que fueron adoptados como adultos y que se manifiestan más tarde. Antes de tener una mascota debemos preguntarnos: ¿para qué la queremos? ¿Cuánto podemos gastar? ¿Tenemos espacio? ¿Cuánto tiempo vamos a dedicarle? ¿Quién convivirá con él? Y además tener un plan de qué necesita. «En un mundo ideal, cuando se responden estas preguntas, el propietario puede explorar qué razas le conviene adoptar 1…), pero en la realidad es que cuando una persona quiere un perro, lo compra y lo lleva a casa, y entonces resulta que hay dos personas que no querían tener perro (primer gran problema), después considera que le gustan los perros grandes pero vive en un departamento donde no hay espacio, y además tiene el pelo largo (necesita de cuidados y no tengo tiempo)».

ASESORÍA PROFESIONAL 

Es primordial que la gente se asesore con un veterinario al momento de elegir un animal, algo que pocas veces ocurre y que si cambiáramos, veríamos una situación diferente en cuanto a la educación de las mascotas. «Si en realidad podemos tenerlo y llevarlo al veterinario cada vez que lo necesite, y no 10 días después de que tiene vómito o diarrea, y de hacer caso a personas sin ninguna preparación, es factible». Es importante contar con capacidad económica para mantener al animal: «No necesitamos un exceso de ingresos, pero el animal come, requiere accesorios, vacunas, revisiones médicas y un colchón de emergencias, pero realmente es algo que no hacemos».

Casi 50% de los perros y gatos que tenemos en casa se crían por costumbre y no porque sepan tenerse. Los perros y gatos, como mínimo, deben ir al veterinario dos veces al año y practicarles un examen físico, pruebas de laboratorio y vacunaciones para brindarles una medicina preventiva. Pero eso no es todo: también se trata de higiene, educación y control de reproducción. Todo esto complementa un cuadro de medicina preventiva, y entonces es más barato el cuidado del ejemplar y se evitan enfermedades desde edades tempranas.

SEÑALES DE ALERTA 

En cuanto a qué conductas pueden indicar que un animal está enfermo los veterinarios detallan que hay signos específicos, como comer menos dejar de hacerlo, vómito, diarrea, pelo opaco o nariz seca. El dolor puede diagnosticarse cuando, en el caso de perros, son tocados y lanzan una mordida; mientras que los gatos dejan de realizar actividades y no se mueven. Un consejo importante es no esperar a que lleguen estos signos: si el perro cojea o su boca sangra, debe llevarse al veterinario de inmediato: «Siempre que veamos algo  fuera de lo normal hay que ir al veterinario. Al final, el propietario es quien mejor conocer al animal». Los errores más comunes de los dueños respecto al cuidado de sus mascotas son dejar pasar tiempo, cambiar la alimentación con mucha frecuencia y seguir consejos de no profesionales. «Por desgracia, la veterinaria es una de las profesiones que más usurpación tiene». Al final, los pilares médicos para conservar la salud de los animales son nutrición, higiene y medicina preventiva. «Una buena nutrición depende de qué animal sea y su condición: una cosa es nutrir (darle los requerimientos necesarios para estar sano) y otra es alimentar, que simplemente es darle de comer algo». Una buena higiene (es decir, bañarlos o llevarlos a la estética) es clave, porque después de todo viven con nosotros. Otro aspecto de Vital importancia es educar al animal, que en el caso de los perros implica enseñarles a andar con correa y no permitir que los gatos salgan a la calle, ya que cuando esto pasa, en promedio encuentran a otros cinco gatos que no sabremos si están vacunados o esterilizados: un gato que entra a una casa ya no debe salir.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *