Consejos para cuidar geranios

Cuidados de los geranios

Con mucho sol y riego escaso, el geranio es feliz, siempre y cuando mantengas alejada a la mariposa africana. Indiscutible protagonista en terrazas, balcones y jardines por toda la geografía española, es el rey del verano.

LOS CUIDADOS DEL GERANIO

Los geranios o pelargonium son muy agradecidos y generosos produciendo flores desde finales de la primavera y durante todo el verano. Lucen esplendorosos en toda una gama de colores y, sin embargo, no son nada exigentes. Solo necesitan unos pocos cuidados para estar sanos, fuertes y bonitos.

  1. Cuándo plantar

Los geranios son especies frioleras, por eso se deben plantar siempre después del invierno. Si has cogido esquejes a la salida del invierno, ten en cuenta que hasta que no entre bien la primavera es mejor que los mantengas en cajoneras, protegidos de las bajas temperaturas nocturnas. Y luego, entrado ya el mes de abril, los puedes plantar sin problema en la tierra del jardín. Pero recuerda no adelantar el momento, aunque el tiempo acompañe, porque por esas fechas aún podría helar por las noches.

Para los geranios que crecen en maceta, la primavera también será el momento del cambio de recipiente. Son los ejemplares jóvenes los que lo necesitan, al menos una vez al año. Para hacer el trasplante bien, al sacar el cepellón del tiesto antiguo, corta las raíces más estropeadas y largas. Por otro lado, si tus ejemplares ya son adultos, bastará con una renovación anual del sustrato. Retira con cuidado la capa superior y cámbiala por una tierra nueva enriquecida.

  1. Dónde plantar

A excepción del geranio de pensamiento (Pelargonium domesticum) que prefiere una exposición de sol-sombra, al resto lo que les gusta es el pleno sol, apretando sus tejidos bajo los rayos para sacar floraciones exuberantes. Si es posible, elige orientación sur para plantar tus ejemplares. No lo dudes si tienes una terraza o balcones muy soleados. ¡Llénalos de geranios de todos los colores!

  1. Qué suelo necesitan

Básicamente un suelo que drene bien. En terrenos apelmazados en los que el agua queda retenida los geranios sufren de botritis o moho gris, que aparece en la base de los tallos atraídos por la humedad. De hecho, si el terreno de tu jardín es de tipo arcilloso, convendría una buena labor de cava, mezclando materia orgánica, antes de plantar los macizos.

  1. El riego

Los geranios son extraordinariamente supervivientes a las condiciones adversas de calor y falta de agua, pero siempre que los tiempos duros les pillen bien fuertes. Para ello, verifica que tus geranios han arraigado con potencia y que se encuentran hidratados, sujetos al terreno y no muestran carencias. Después, aunque el calor y la sequía sean patentes, se conformarán con poca agua.

  1. Cómo se multiplican

Casi todos compramos las plantas hechas en el vivero, ya que las ponen cada temporada a un precio nada caro. Pero al jardinero más aficionado le gusta propagar en esqueje, consiguiéndolo él mismo. Para hacerlo con éxito, mantén las plantas madre resguardadas del frío en invierno, y en primavera poda a casi ras del suelo, realizando con lo cortado esquejes que suelen arraigar sin problemas. Además, puedes usar hormonas de enraizamiento.

¿GERANIOS ENFERMOS? AQUÍ LAS SOLUCIONES

TRONCOS AGUJEREADOS

¡Horror! Se trata de la mariposa africana. Estas mariposas ponen sus huevos en las axilas foliares y las larvas penetran en los troncos, excavando galerías muy destructivas.

HOJAS AMARILLAS Y PODRIDAS

Cuando el suelo no traga el agua porque es muy arcilloso o el recipiente tiene obstruido el agujero de drenaje aparecen los hongos como la botritis o el mildiu, retorciendo, amarilleando y corroyendo las hojas. SOLUCIÓN. Mejora el escape de las aguas. Dales salida con pequeñas zanjitas superficiales hacia fuera del macizo, o desatranca macetones y jardineras sacando el cepellón y metiendo en el fondo un puñado de gravilla. Luego aplica un buen fungicida.

BULTOS ROJIZOS

Esta manchas abultadas muestran la presencia de otro hongo; la roya. También surge por exceso de humedad. SOLUCIÓN. Comprueba que no estás regando demasiado tus ejemplares y aumenta la ventilación entre ellos. Aplica de forma periódica un Fungicida Polivalente.

NUBES DE BICHITOS BLANCOS

Pasas rozando la planta y de pronto se levanta una nube de bichitos revoloteando; sin duda es la asustadiza mosca blanca. Esta plaga se instala en el envés de las hojas de los geranios de pensamiento, succionando su savia, siendo la fase larvaria cuando más daños producen. SOLUCIÓN. Trata las plantas afectadas mojando bien los enveses foliares con un insecticida polivalente.

AHILADO DE LA PLANTA

Esto quiere decir cuando las hojas son muy grandes y los tallos sin embargo larguiruchos y enclenques. Esto ocurre porque la planta no está recibiendo la iluminación que necesita, y por eso las hojas crecen tanto, para intentar captar la mayor cantidad de luz posible. SOLUCIÓN. Sácalas fuera y colócalas bien al sol. En casa, ponlas cerca de una ventana muy iluminada o en la zona de la terraza donde más incida el sol.

TAREAS A REALIZAR POR ESTACIONES

PRIMAVERA: Planta los geranios en jardineras, con buen drenaje. Echa el compost, acomoda la planta, rellena con más tierra y afirma.

VERANO: Riega dos veces a la semana e incorpora un abono líquido cada 2-3 semanas hasta el mes de agosto.

OTOÑO: Protege las plantas del frío. Ponlas al abrigo de una pared orientada al sur, cúbrelas con plásticos o mételas en casa.

INVIERNO: Poda casi a ras, y aprovecha si quieres los recortes para esquejar.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *