Consejos para la iluminación de nuestra terraza

Fotografía cortesía de pasiondeco.com

Seguramente alguna vez te has preguntado cuál seria la mejor manera de colocar las luces en tu terraza: qué tipo de luces utilizar, qué zonas sería mejor resaltar, dónde colocarlas… En este artículo os damos algunas sugerencias para iluminar este tipo de espacios al aire libre.

No es lo mismo colocar las luces en una estancia interior de la casa que en un balcón o terraza exterior, ya que la finalidad no es la misma. En la terraza buscamos crear un ambiente relajado y de descanso, utilizando luces más tenues que iluminen algunas zonas en concreto y dejando otras en penumbra, en vez de iluminar completamente todo el espacio. Hay que integrar bien la iluminación para que no quede muy artificial.

Lo que buscamos al iluminar la terraza es destacar un punto en concreto: una de las opciones que tenemos es colocar una lámpara en el centro de la mesa de la terraza (si tenemos), y complementarlo con algunas luces más pequeñas o velas alrededor. Este tipo de iluminación queda muy bonita para comer o tomar aperitivos en la terraza. Si en tu terraza no tienes ninguna mesa, busca otro elemento que puedas destacar dirigiendo la luz hacia él, como puede ser una escultura o una fuente. Es importante asegurarse de que el resto de la terraza no quede completamente a oscuras.

Si lo prefieres, también puedes optar por el efecto de contraluz, dirigiendo un foco de luz hacia una pared de tonos claros o blancos, de manera que esta refleje la luz. Es una manera interesante de destacar los elementos que hay colocados en esa pared, como plantas y ornamentos, ya que su sombra quedará dibujada en la pared.

Otra de nuestras recomendaciones es colocar lámparas en el suelo a lo largo del camino que lleva hasta la entrada principal; creará un efecto muy bonito y original. Puedes utilizar diferentes tipos de luces: hay algunas que van clavadas en el suelo y tienen una pequeña luz LED, otras que proyectan un haz de luz ascendente y otras que acumulan energía solar durante el día y se encienden al anochecer, de manera que no necesitan cables ni consumen electricidad.

Independientemente del tipo de lámparas que utilices para tu terraza o jardín, recuerda que siempre debes utilizar aquellas que se han diseñado especialmente para colocarlas en exteriores, ya que deberán soportar diversas condiciones meteorológicas: humedad, lluvia, oscilaciones de temperatura…

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *