Consejos para mantener el baño bien ordenado

Fotografía cortesía de es.paperblog.com

Seguro que más de una vez se te han acabado acumulando varios productos y botes en el cuarto de baño, impidiendo poder usarlo con libertad, y más aún si sois varios en casa y sólo hay un baño. Mantenerlo bien ordenado no es una tarea difícil, sólo hay que saber diferenciar qué tipos de productos usamos más y colocarlos en el lugar más idóneo. A continuación te damos algunos consejos para facilitarte esta tarea.

Lo primero que debes hacer es vaciar por completo los armarios y/o estanterías del baño para que podamos ver bien de qué espacio disponemos. Te encontrarás con todo tipo de productos y seguro que con alguno que ni siquiera recordabas que tenías. Coloca todos los productos encima de una mesa y revisa el estado de cada uno; los que estén caducados o rotos puedes tirarlos a la basura directamente.

Una vez has vaciado los armarios, aprovecha para limpiarlos y quitar restos de maquillaje, gel y otros productos que seguro que habrán dejado alguna marca en el mueble. Limpia el mueble utilizando un paño mojado en agua templada y luego seca con otro paño (utiliza uno que no deje pelusillas en el mueble).

Ahora ya puedes empezar a colocar las cosas otra vez en los armarios: los productos que utilices cada día colócalos en las baldas inferiores, dejando los estantes superiores para los que utilices con menos frecuencia. Hay algunos elementos, como el botiquín o medicamentos, que es mejor colocarlos en un lugar de la casa más accesible, como por ejemplo en un armario del salón. Si tu baño es pequeño y tienes el espacio justo, guarda los productos de limpieza en otro lugar.

Piensa también que lo ideal es que los elementos pequeños como pueden ser cortaúñas, limas, pinzas para las cejas, horquillas para el pelo… los guardes dentro de un neceser, en vez de dejarlos sueltos dentro de los cajones o estantes. Lo mismo para los productos de maquillaje y cremas faciales que uses a diario: lo mejor es colocarlos dentro de un neceser y ponerlo en una estantería que esté al alcance de la mano.

También puedes utilizar una cajita de plástico para meter los diferentes tipos de peines y evitar así que el armario se llene de pelos. Para guardar los cepillos de dientes y la pasta dentífrica lo más cómodo es que utilices un soporte para la pared. Si guardas las toallas en el cuarto de baño, procura meterlas dentro de un armario para protegerlas de la humedad.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *