Costilla de Adán: Guía de cuidados

Planta tropical

Es una planta tropical, de hojas gigantescas que adorna cualquier lugar en el que esté. Sus cuidados son muy sencillos, sólo hay que ser precavido con el ácido oxálico de sus frutos todavía inmaduros.

Aquí se la conoce como Costilla de Adán (por la forma de sus hojas), en México es la planta del pan (ya que su flor y sus frutos maduros son comestibles)…, pero su nombre real, científico, es Monstera deliciosa.

Se trata de una trepadora que, en su hábitat natural (América central), abraza los árboles selváticos hasta asfixiarlos con sus raíces aéreas. Éstas penden de los nudos de las ramas hasta transformarse en normales al tocar tierra. La forma y dibujo de las hojas, cambian con la edad del ejemplar y la variedad de que se trate. Y la flor consiste en una bráctea blanca con espádice central rodeada de los frutos. Su presencia en las casas llena de verdor y aspecto tropical cualquier estancia en la que se la coloque. Funciona muy bien como ejemplar aislado, si se entutora con una vara de musgo y se siguen unas pautas muy sencillas para cuidarla.

 AMBIENTE HÚMEDO Y BUENA LUZ

Esta planta de hojas grandes y exuberantes, necesita un ambiente húmedo y bien iluminado para prosperar (sin sol directo). El riego moderado pero regular, que la tierra no se seque del todo, y pulverizar el follaje con frecuencia con agua tibia. La temperatura debe ser de normal a caliente, entre 18° y 22°C, perjudicándole mucho las corrientes de aire, tanto si son frías como calientes. Si la temperatura se sitúa en los 10°C deja de crecer y si hiela, morirá. Como adquiere un porte importante, sólo se trasplanta cuando es una planta joven, cada dos o tres años. Cuando ya es adulta se instala en un macetón y se va cambiando la capa superior de la tierra. Prefiere un sustrato ligeramente ácido.

ASÍ SE CUIDA

  • RIEGO: Moderado, pero regular, compost siempre húmedo.
  • HUMEDAD: Elevada, rociando
  • LUZ: De calidad, pero sin sol directo.
  • TEMPERATURA: De media a alta, entre 18º y 20ºC
  • SUSTRATO: Mejor ligeramente ácido.
  • PLAGAS: Muy resistente, algún pulgón lanígero.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *