Guía para encontrar el vestido de novia de tus sueños

Vestidos de novias

Si este es tu caso, te invito a respirar profundo, exhalar, inhalar más pro-fundo y volver a exhalar; hazlo una vez más desde el estómago y repite: «¡Me voy a casar, qué felicidad!». Con esto en mente te compartiré algunas opciones donde podrás encontrar el vestido de novia de tus sueños, ¡aquí empieza la búsqueda!

Tiendas prét-à-porter

Término francés que se traduce como ‘listo para usar, designa prendas que están confeccionadas en serie por medidas o tallas predeterminadas. Este tipo de tiendas se encuentran en las zonas más cosmopolitas de la ciudad y en algunos centros comerciales. En las también conocidas como tiendas multimarca para novias puedes probarte un sin fin de vestidos de marcas famosas, todo tipo de diseños y para todos los gustos. Cuando te pruebes un vestido evita pensar si está o no de moda, mejor piensa si te gusta cómo te hace ver, si destaca lo mejor de tu cuerpo, si te puedes mover con comodidad y sin hacer esfuerzos, si te gusta cómo te ves. Hay gran variedad de precios, desde los que vienen de China hasta los que vienen de otros países. En algunas tiendas se realizan ajustes a la prenda para que quede como un guante y esto podría tardar algunas semanas, incluso podría llevar un coste extra. La ventaja de estas boutiques es que no habrá sorpresas finales sobre cómo será o cómo te quedará porque, así como te ves, ¡así te verás en tu boda!

Confeccionarlo por un diseñador

Si buscas un vestido único, que nadie más lo lleve y que sea diseñado exclusivamente para tu cuerpo y tus gustos, visitar a un diseñador o diseñadora es lo tuyo. El primer paso es investigar un poco sobre el diseñador o diseñadora, conocer su trabajo, trayectoria, logros, información básica para determinar si es afín a tus expectativas. Concertar una cita, comparte con él o ella las ideas que tienes y expón todo sobre el sueño de tu vestido; él o ella observará tu cuerpo y tu personalidad y te hará algunas sugerencias para el diseño exclusivo de tu vestido que resaltará tus fortalezas y disimulará tus puntos débiles. Los vestidos de diseñadores son irrepetibles, exclusivos. Deberás tener tiempo disponible para acudir a varias pruebas pues el vestido se elaborará en la marcha.

Alquilar el vestido de novia

Lentamente va llegando la moda de alquilar el vestido de novia. Sí, así, tal cual se alquila el traje del novio. En otros países esta práctica es más común que comprar el vestido de novia. En las nuevas generaciones, es una práctica que comienza a tener cada vez más auge. Alquilar es una actividad muy sencilla y de bajo costo: acudes a elegirlo, acudes a la prueba de ajustes y lo recoges con un depósito; lo gozas y lo devuelves en el día pactado.

Comprarlo usado

La venta de vestidos de novia seminuevos es otra modalidad que va en aumento; cada día hay más lugares y formas para hacerte de un vestido de novia usado.

Usar el vestido de mamá

Casarte con el vestido de tu mamá o de tu abuela es la idea más tierna y amigable con el planeta pues, aunque lo veas amarillo y pasado de moda, el color se puede restaurar para que se vea como recién estrenado, además, los vestidos de novia no tienen moda, su belleza es atemporal, como el amor. ¡Claro que puedes cambiarle alguna parte que no te agrade o añadirle tu toque personal!

Sin importar cuál sea la opción que tú elijas para buscar el vestido de novia de tus sueños, hazlo con tiempo y gusto, pues será la compra de una prenda muy especial, aquella con la que dirás «Sí, quiero». Una última recomendación: una vez hecha tu elección, ¡no la compartas con nadie! Guarda el secreto tal cual lo hacen las novias de la realeza y las celebridades que crean un halo de misterio entorno al tema para que todos estén a la expectativa. ¡Guarda la sorpresa para tu Gran Día!

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *