Hôtel de Paris, Monte-Carlo

Viajar Hôtel de Paris, Monte-Carlo

Mónaco es refugio de placeres y delicias para todos los sentidos. Siendo un exclusivo destino, hoy se renuevan sus espacios más emblemáticos para dar a los visitantes un viaje de ida y vuelta al mismísimo paraíso.

El autor alemán Fritz Reck-Malleczewen escribió en 1930 Bomben auf Monte Carlo, una novela que contaba la historia de un capitán de una embarcación que con sólo unos centavos en el bolsillo, espera hacerse de una fortuna en el Casino de Monte Carlo. Otros autores también se inspiraron en el glamour de Monte-Carlo para escribir historias protagonizadas principalmente por diamantes, fortunas y sueños por realizar. Hoy, la renovación del Hôtel de Paris y del legendario Palace Casino Square, abren paso a un hospedaje y experiencias de ensueño.

Al interior del Hôtel Hermitage, considerado un monumento de la Belle Époque, el mundialmente reconocido Spa Thermes Marins Monte-Carlo, ofrece a los huéspedes una propuesta completamente nueva de bienestar y tratamientos de salud preventivos. Los espacios de mármol rosado y los nuevos servicios que incluyen cuidados personalizados, jacuzzi al aire libre y un cuarto de crioterapia (único en Europa), dan a los visitantes la sensación de rejuvenecer, gracias a la tecnología de sus tratamientos y al espíritu renovador del espacio constituido por cerámica blanca desde el piso hasta el techo. Además, tonalidades esmeralda, turquesa y zafiro emergentes del mar Mediterráneo se reflejan en el roble y la caoba, dando un espectáculo digno de mirar en la terraza, mientras te deleitas con un bacalao asado con gnocchi de queso ricota y acelgas de la región. Una creación del chef Jacky Oberty para L’Hirondelle.

El Spa cuenta con un gimnasio ultramoderno con vista panorámica y una cálida piscina enmarcada por ventanas con vista al mar. De allí, podrás dejarte llevar por los aromas signature a bergamota, flor de naranja, notas balsámicas, ciprés, y la sensualidad del jazmín, hacia una de las siete caballas privadas que rodean la piscina. Además, jardines y solarios con bañeras de hidromasaje ofrecen una alternativa desintoxicante en el exterior, que podrás acompañar con una copa de champagne en la mano, mientras recibes un masaje sueco, un pinda sweda o el Monte-Carlo, para una relajación hecha a tu medida.

Un acceso te llevará directamente al Hôtel Hermitage, uno de los cuatro hoteles pertenecientes al grupo Monte-Carlo Sociètè des Bains de Mer, una marca de lujo fundada hace 150 años. Allí, podrás reservar una de las joyas del Hermitage: la suite Diamond (desde 2,850 euros), frecuentada por el novelista y director de cine francés Marcel Pagnol, el penthouse Diamond (desde 12,000 euros) o la suite Princely Diamond (desde 14,000 euros), donde te sentirás parte de la realeza. Y como ningún placer estaría completo sin deleitar al paladar, Hermitage cuenta con cinco restaurantes (L’Hirondelle, Le Vistamar, Crystal Bar, Crystal Terrace y Le Limún), en donde podrás ordenar de un menú especializado únicamente en langosta y hongos, o disfrutar de una selección de quesos regionales mientras degustas una copa de vino. Porque en Mónaco, todos los sueños se hacen realidad.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *