La alimentación en ‘la vuelta al cole’

Nos encontramos en esa época difícil para nuestros hijos, en la que dejan a tras un verano de horas de sueño, relajación y en algunos casos desorden alimentario para volver a la rutina marcada por madrugones, deberes y actividades extraescolares.

Fotografía cortesía de Diariofemenino

Con jornadas tan duras a las que se tienen que enfrentar es normal que se sientan casados así que una buena alimentación es fundamental para su buen rendimiento.

El desayuno sea quizá la comida más importante para ellos. Un buen desayuno permite recuperar la energía consumida por la noche y un aumento de la concentración  y el rendimiento. Un desayuno equilibrado debe estar compuesto por lácteos, cereales y fruta.

 

 

Es importante también que los niños almuercen a media mañana, siendo una ración pequeña, evitando grasas y azúcares, que les permitan aguantar con fuerzas hasta la hora de comer.

Tanto la comida como la cena debe ser variada a lo largo de la semana. No es necesario mencionar que los niños deben comer todo tipo de alimentos para así poder tener un buen desarrollo.

La hora de la merienda es clave para nuestros hijos. Un yogur o un baso de zumo de naranja, así como frutos secos, aportan calcio y vitaminas que tanto necesitan.

Es importante que de pequeños cogemos hábitos alimentarios adecuados.

 

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *