Las mujeres que sufren un infarto de miocardio tienen más posibilidades de morir que los hombres

Una investigación presentada en el Acute Cardiac Care Congress 2012 celebrado recientemente en Estambul (Turquía) afirma que las mujeres tienen más posibilidades de morir a causa de un infarto de miocardio que los hombres. Las mujeres tendrían también períodos de tratamiento más largos, más complicaciones post-infarto y estancias hospitalarias más prolongadas

Mujeres e infarto de miocardio: resultados del registro ORBI

Aunque las mujeres sufren menos infartos que los hombres, éstas tienen peor pronóstico, posiblemente debido a retrasos en el diagnóstico de la patología y a estrategias de reperfusión (restauración del riego sanguíneo al tejido cardíaco afectado por el infarto) menos agresivas.
Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron los datos de más de 5.000 pacientes del registro ORBI (Observatorio Regional Bretón sobre el Infarto de miocardio) para estudiar si existían diferencias de género en el manejo clínico del infarto. De estos, un total de 1.174 (23,5%) eran mujeres. El registro ORBI comenzó en julio de 2006 y consiste en un registro de pacientes ingresados por infarto de miocardio dentro de un plazo de 24 horas de los primeros síntomas en las nueve unidades de cardiología de la región de Bretaña, en el noroeste de Francia. El objetivo de este registro es evaluar la calidad de la atención médica del infarto agudo de miocardio.

Las mujeres que padecen infartos de miocardio tenían edad más avanzada, con una edad media de 69 años (edad media de los hombres: 61 años). También solían ser más hipertensas, tenían menos colesterol y menor adicción al tabaco. Los investigadores hallaron diferencias significativas en el manejo clínico y en los resultados en pacientes de infarto de miocardio en función del género: las mujeres reciben tratamiento con mayor retraso (60 minutos para mujeres, 44 para hombres desde los primeros síntomas hasta que piden asistencia médica) y también entre ingreso hospitalario y reperfusión (45 minutos mujeres, 40 hombres). Asimismo, el tratamiento a que se somete a las mujeres es considerablemente menos agresivo: menos fibrinolíticos (fármacos para disolver el trombo que bloquea la arteria coronaria) y menos angiografías coronarias (inserción de un tinte en las arterias del corazón  para identificar por medio de radiografías posibles obstrucciones del flujo sanguíneo). Las mujeres reciben menos agentes antiplaquetarios, bloqueadores de beta, inhibidores de ACE, o estatinas. También recibieron menos rehabilitación cardiovascular (27% contra 47% para hombres).

La mortalidad en hospitales era mayor para las mujeres (9%, contra un 4% en hombres). Los investigadores emplearon diversos modelos de ajuste para comprobar si la mayor mortalidad se debía al género y no a otros factores como por ejemplo características del paciente como edad, hipertensión, tabaquismo, o al manejo clínico. Una vez ajustados los datos en función de estas variables, persistía la diferente mortalidad entre hombres y mujeres. Las mujeres también sufrían más complicaciones, como por ejemplo fibrilación auricular (7% contra un 3%) e ingresos hospitalarios más prolongados.

El infarto de miocardio no es sólo un problema masculino

Los autores concluyen que tanto las mujeres como muchos médicos y personal sanitario deberían abandonar la idea errónea de que los infartos son un problema exclusivamente masculino; muchas mujeres ignoran los primeros síntomas porque no creen que pueda tratarse de un infarto. Es necesario, por tanto, concienciar a la población y al personal sanitario del problema del infarto de miocardio en mujeres para así identificar antes el problema y reducir el tiempo de isquemia (corte del riego sanguíneo). Esto ayudará a reducir la diferencia de género existente entre la mortalidad por infarto de miocardio de hombres y mujeres.
El Congreso ACC 2012

El Acute Cardiac Care Congress 2012 (Congreso 2012 sobre Cuidados Cardíacos Agudos) es la primera reunión anual de la recientemente creadaAcute Cardiovascular Care Association (ACCA) de la Sociedad Europa de Cardiología (European Society of Cardiology, ESC) ha sido celebrado este mes (días 20 al 22 de octubre) en Estambul, Turquía.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Fuente: medicina21.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *