Los alimentos más ricos

Esta vitamina abunda en frutas y verduras. Muy delicada, conviene tratarla con mimo para que no se volatilice por culpa del aire o del calor.

También conocida como ácido ascórbico, la vitamina C es una gran aliada de nuestra salud. Es antioxidante, con lo que previene el envejecimiento celular; interviene en la formación del colágeno, encargado de mantener la estructura de los tejidos; favorece la absorción del hierro; y, básico en esta época del año, nos protege y mejora nuestras defensas frente a las agresiones exteriores: durante muchos años, la vitamina C ha sido un remedio popular frente al resfriado común. El cuerpo no puede producirla por sí solo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir muchos alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria. 

¿DÓNDE PODEMOS LOCALIZARLA?
Entre las verduras mandan los pimientos, los berros, la familia de las coles, los grelos, las espinacas, los tomates o las judías verdes; si de frutas se trata, habrá que buscarla principalmente en fresas, kiwis y papayas, sin dejar atrás todo el grupo de los cítricos, que tienen mucho que decir en este campo.

¿CUÁNTA CANTIDAD NECESITAMOS?

Bastan 60 mg al día, algo que conseguiremos con creces tomando 5 raciones diarias de frutas y verduras. Pero, ¡cuidado!, el calor y el aire acaban con ella, así que nada de cocciones largas ni de esperas ni almacenamientos prolongados.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Fuente: revistaprevenir.es

Un pensamiento en “Los alimentos más ricos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *