Los beneficios de tomar leche para la salud

Beneficios de la leche

Además de sus funciones básicas de la leche, que son fundamentales en la construcción y el mantenimiento de huesos y dientes fuertes, este elemento químico tiene otros beneficios dentro de tu organismo, que van desde la coagulación de la sangre, transportar las membranas celulares, regular los latidos cardíacos, mantener el tono muscular y hasta controlar la irritación nerviosa. Los lácteos son la fuente más común para la obtención de calcio.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura señala que la leche en particular es el producto lácteo más consumido, elaborado y comercializado en el mundo. Se ha consumido a lo largo de la historia, por ello no es de extrañarse que exista gran información a su alrededor y para que no te confundas ni te compliques, te presentamos los datos fundamentales que debes conocer, para adaptarlo de la mejor manera a tu vida.

MITOS Y VERDADES DE LA LECHE

Siempre hay que hervirla. La única leche que debe hervirse es la que se compra entera, es decir la que no ha pasado por un proceso de pasteurización o esterilización, aquí debes tener cuidado, pues si se hierve en exceso perderá parte de sus nutrientes.

No debes mezclarla con fruta. No existe ningún estudio que compruebe que no se puede combinar con algo más, si bien es cierto que con algunos ingredientes como el jugo de naranja puede cortarse, no existe un peligro para la salud ya que es una reacción física y no microbiana.

La leche orgánica tiene más calcio. La doctora Anne Nugent de la Fundación Británica de Nutrición, asegura que no existen grandes diferencias entre las cantidades de calcio y vitamina B12 que aportan la leche procesada y la producida de manera convencional. Lo importante es asegurar que tu dieta contenga lácteos con los nutrientes que necesitas.

La leche engorda. Si bien es cierto que contiene grasa, de acuerdo con Jesús Román, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, como todos los alimentos, dependerá de la cantidad que se consuma y de la actividad que se realice para utilizar esa grasa como energía.

Causa caries. Esto es totalmente erróneo, incluso la Organización Mundial de la Salud reconoce que el papel específico de los lácteos incluye la prevención de las caries.

NÚTRETE (PON CALCIO EN TU VIDA)  

TIPOS DE LECHE

Actualmente en el mercado existe una gran variedad de opciones para elegir a la hora de consumir leche, pero si aún no estas 100% convencida te decirnos las características que tienen los principales tipos, de acuerdo con el Consejo Europeo de Información Alimenticia. Así no tendrás pretexto alguno e incluirás la leche a tu dieta diaria.

  1. Entera natural: Es aquella a la que no se le ha añadido ni eliminado nada. Tiene entre 3.5 y 5% de grasa.
  2. Entera estándar: Es la leche procesada. Aporta entre 3.5 y 4% de grasa. En promedio contiene 142 calorías por cada 100 ml. Se recomienda su consumo en una edad temprana pues es ideal para contribuir al desarrollo de los huesos.
  3. Deslactosada: Se elimina parcial o totalmente el azúcar, es decir la lactosa, presente en la leche. Contiene aproximadamente 122 calorías por cada 100 ml. Por obvias razones está dirigida para aquellos intolerantes a la lactosa, sin embargo también es buena para las personas que padecen alguna enfermedad o irritación intestinal debido a que resulta menos pesada.
  4. Semi descremada: En el proceso se elimina la mitad de la nata que contiene la leche. Aporta entre 1.5 y 1.8% de grasa. Contiene 124 calorías por cada 100 ml. Es ideal para jóvenes y adultos, la más recomendada para personas que en promedio llevan una vida activa y que no son intolerantes a la lactosa.
  5. Descremada o baja en grasa: Se elimina más del 80% de la nata. Aporta menos de 0.5% de grasa. Contiene 107 calorías por cada 100 ml. Conserva todas las proteínas, nutrientes y calcio de la leche entera, igualmente es una de las más recomendadas por su ausencia de grasa.

OTROS ALIMENTOS QUE APORTAN CALCIO

Además de los productos lácteos como la leche, el queso y el yogur, existen fuentes vegetales y animales de las cuales puedes obtener el calcio que necesita tu cuerpo para mantenerse saludable. Algunos de ellos son la col rizada, espinaca, kale, sardinas y salmón.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *