Malos hábitos a la hora de ir a la cama nos restan belleza

Escrito por, Paty el 07.06.2013

Ver TV antes de acostarse

Puede que no te sientas muy activa cuando estas recostada viendo televisión o navegando por la web antes de ir a dormir, pero la luz artificial de la pantalla engaña a tu mente para que piense que no aún no es hora de dormir.

Ver constantemente el reloj

Estar observando el reloj para comprobar cuánto tiempo tienes para seguir en la cama antes de que la alarma suene aumenta la ansiedad. Una recomendación es mantener el reloj lo suficientemente retirado de la cama para que no puedas verlo sin tener que tomar una decisión conciente de levantarte y caminar solo para mirar la hora.

Hablar por teléfono

Aunque ponerse al corriente con familiares y amigos sea tan habitual como el resto de tu rutina para ir a dormir, hablar por teléfono puede ser perjudicial para tu calidad de sueño. Un estudio reciente demostró que aquellas personas que hablaron por teléfono durante un largo período antes de acostarse, tardaron más tiempo en alcanzar un sueño profundo y con periodos más cortos del mismo.

Dormir en una habitación caliente

Un cuarto demasiado caliente no deja descansar correctamente ya que cualquier temperatura por encima de 22 °C no envía al cerebro la señal adecuada para caer en un sueño profundo.

Dejar las luces encendidas

El resplandor o parpadeo de los relojes digitales, ordenadores portátiles y demás equipos electrónicos puede ser suficiente luz para perturbar gravemente los niveles de melatonina (hormona que ayuda a conciliar y permanecer dormido). ¿Necesitas más pruebas? Antes de que Thomas Edison creara la bombilla de luz en el año de 1879, la gente dormía un promedio de diez horas por noche.

Ampliar mas detalles, en su fuente original.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Fuente: consejosdebelleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *