Mercedes-Benz CLS Shooting Brake

El Mercedes-Benz CLS Shooting Brake es la versión de carrocería familiar del Clase CLS. Las principales ventajas de esta carrocería son que ofrece más altura al techo en las plazas posteriores y un maletero de mayores dimensiones, que además está muy cuidado y repleto de detalles para que sea fácil de cargar.

Sin embargo, el CLS Shooting Brake no es un familiar eminentemente práctico. Por ejemplo, un Mercedes-Benz Clase E Estate ofrece un maletero de mayor capacidad y un acceso más cómodo a las plazas posteriores gracias a la mayor altura de su carrocería. Para entrar en el CLS Shooting Brake hay que doblar el tronco más que en muchas berlinas de lujo del mercado.

El precio de partida del CLS Shooting Brake es 67 750 euros (todos los precios y versiones). A igualdad de motor, es algo más caro que el CLS: la diferencia de precio varía entre 1365 y 5580 euros (la máxima diferencia se da en la versión de gasolina 350 BlueEFFICIENCY). También es más costoso que el Audi A6 Avant, el BMW Serie 5 Touring, el Mercedes-Benz Clase E Estate y el Jaguar XF Sportbrake.

No tiene elementos de equipamiento que sean nuevos en la marca. Prácticamente todo lo que está presente en un Clase E o en un Clase CLS también lo está en el CLS Shooting Brake. Una de las pocas cosas diferentes que lleva respecto a un CLS de cuatro puertas es que la suspensión posterior es neumática y autonivelante.

Como otras berlinas de Mercedes-Benz, el CLS Shooting Brake tiene un excelente equilibrio entre seguridad y comodidad. No va exactamente igual que un Clase E, entre otras cosas, porque la suspensión no es idéntica y porque lleva ruedas más anchas. En términos generales, el CLS Shooting Brake da la sensación de ser algo más ágil en vías de curvas y ligeramente menos cómodo sobre firmes irregulares.

Hay cuatro versiones, dos Diesel (204 y 265 CV, de cuatro y seis cilindros respectivamente) y dos de gasolina (306 y 408 CV, de seis y ocho cilindros respectivamente). También hay una versión «AMG» de 525 CV, de la que hablamos en otro artículo (más información del Mercedes-Benz CLS 63 AMG Shooting Brake). Aunque no lo hemos probado en profundidad, el Diesel menos potente parece que tiene potencia suficiente para la mayor parte de las circunstancias, y además, su consumo es muy bajo.

Una de las razones para elegir la versión Diesel de mayor potencia (350 CDI BlueEFFICIENCY), además de la evidente ventaja de aceleración (hemos comprobado que se trata de un vehículo muy rápido; prestaciones hechas por km77.com), es que su funcionamiento es más silencioso y suave, especialmente al ralentí. La desventaja de este modelo de mayor potencia es, además de ser más caro, que consume más carburante.

Todos los motores van asociados a una caja de cambios automática de siete marchas «7G-TRONIC PLUS» que funciona muy bien porque selecciona marchas con rapidez y prácticamente sin que el conductor lo note. También tienen un sistema de parada y arranque automático («ECO») en las detenciones. Las dos versiones más potentes (Diesel de 265 CV y gasolina de 408 CV) pueden tener tracción total («4MATIC»).

Otros detalles

Mide 4,95 metros de longitud, 1,88 metros de anchura y 1,41 metros de altura. Es un centímetro más largo que el CLS —la anchura y la altura máxima son idénticas—.

El CLS Shooting Brake más ligero pesa 1865 kg. Para que no pese todavía más, las puertas, el portón del maletero, el capó y las aletas delanteras, así como algunas partes del chasis, son de aluminio. Como en el CLS, las ventanillas no tienen marco.

Tiene un coeficiente aerodinámico de 0,29. Es ligeramente peor que el del CLS (0,26) pero mejor que el del A6 Avant, el Serie 5 Touring y el Clase E Estate (ficha comparativa). Mercedes-Benz dice que la forma de la carrocería de este CLS «no es ideal para conseguir un coeficiente aerodinámico especialmente bajo».

La denominación «Shooting Brake» de la versión familiar del CLS proviene, según Mercedes-Benz, de los conocidos como «Shooting Brakes» en Gran Bretaña, unos deportivos biplaza con gran espacio de carga y portón trasero populares en los años 60 y 70.

Coste del seguro

En nuestro comparador de seguros hemos calculado el coste de una póliza a todo riesgo. El tomador sería una persona de 53 años (con carné de conducir desde 1978) que vive en Madrid, recorre hasta 30 000 kilómetros anuales y guarda el coche en un garaje individual. Como datos complementarios hemos añadido que tiene un vehículo asegurado a su nombre desde hace más de 10 años y que lleva 6 sin siniestros. El precio más baro que hemos conseguido lo ofrece la compañía Reale, 1 138 euros. Parece una póliza muy conveniente puesto que es de buena calidad (7,4 puntos sobre 10) y tiene muy buena relación entre calidad y precio (8,0 puntos). Aquí hay más detalles sobre la puntuación de la calidad de una póliza.

Si lo comparamos con el CLS, el CLS Shooting Brake tiene ocho centímetros adicionales de altura libre al techo en las plazas posteriores. Estos ocho centímetros hacen que el espacio disponible al techo sea más que suficiente incluso para personas altas. También hay más anchura entre las puertas de esas plazas, en torno a cuatro centímetros. Sin embargo, esta ganancia de anchura no es tan relevante como la de altura.

El CLS Shooting Brake tiene de serie tres plazas posteriores (por dos del CLS) pero, a pesar de esta ganancia de anchura, es difícil que tres ocupantes puedan viajar con comodidad. Se aprecia con claridad que la plaza central es mucho más estrecha que las otras dos y el abultamiento del suelo impide colocar las piernas con un mínimo de comodidad. Para cuatro pasajeros sí es adecuado porque no falta espacio y disponen de muchas atenciones.

Si tomamos como referencia los coches familiares de silueta tradicional y tamaño similar al CLS Shooting Brake, se puede ver cómo éste está en una posición intermedia en cuanto a espacio a disposición de los ocupantes . Lo que ocurre es que el CLS Shooting Brake puede parecer más pequeño por dentro de lo que realmente es pues la carrocería es poco alta (1,41 metros) y las ventanas son relativamente pequeñas. Esta sensación era aún más patente en nuestra unidad de pruebas porque tenía un interior muy poco luminoso debido a que el guarnecido del techo, el de las puertas y los asientos eran de color negro y, además, las ventanillas estaban tintadas.

Recomiendo comprobar si la altura a la que se pueden colocar los reposacabezas es la adecuada. A mí me ha parecido que en su posición superior quedan justos para una persona en torno a 1,80 metros que se siente erguida. Otro aspecto a tener en cuenta es que los ocupantes de las plazas posteriores no pueden meter completamente los pies bajo los asientos anteriores si estos están en su posición más baja.

En general, el CLS Shooting Brake no presenta grandes dificultades para acceder a sus plazas posteriores pero tampoco es una operación especialmente cómoda para personas que tengan poca movilidad. El problema más evidente es que el hueco que dejan las puertas para pasar no es grande, especialmente a lo alto, debido a la caída que tiene la línea del techo.

Las ventanillas de las puertas no tienen marco. Una curiosidad es que las ventanillas de las puertas posteriores están compuesta por dos piezas, una de ellas, la de mayores dimensiones baja por completo, mientras que la otra es fija.

En general, el CLS no ofrece buena visibilidad al conductor. Se ve poco hacia detrás o en tres cuartos trasero y por ese motivo la cámara opcional posterior de aparcamiento  se revela casi como indispensable. Hacia delante, en los giros pronunciados, tampoco se ve mucho: como el conductor va sentado más bien cerca del piso, el retrovisor exterior de la puerta izquierda queda casi en el medio del campo de visión y por lo tanto molesta. En un Mercedes-Benz Clase E se va sentado más alto y en consecuencia el retrovisor obstruye menos la visión.

La altura al techo en las plazas delanteras no es muy grande y, por ese motivo, no todas las personas altas se sentirán cómodas a los mandos de este coche. Como referencia, desde aproximadamente 1,85 m – 1,90 m de estatura, la cabeza puede empezar a rozar con el guarnecido aunque el asiento vaya colocado en su posición más baja.

Es posible instalar varios tipos de asientos delanteros. La unidad que hemos probado tenía los básicos pero con las opciones de ventilación y calefacción. Pues bien, no me han gustado del todo porque la parte central de las banquetas y de los respaldos ceden apreciablemente con el peso del cuerpo y por ese motivo no dan un apoyo firme. No sé si el hecho de que tuvieran ventilación influye en que sean blandos pero, en todo caso, conviene probarlos antes de tomar una decisión. Opcionalmente hay unos asientos más lujosos (con más regulaciones eléctricas y un mullido distinto) que no hemos probado.

El habitáculo del CLS Shooting Brake se puede elegir en cinco colores diferentes. Además, hay cinco materiales distintos para las molduras —incluidas unas lacadas en tono brillante o unas de fibra de carbono/lacado brillante negro «AMG»—, tres tapicerías de cuero y tres tipos de madera: raíz de nogal marrón brillante, fresno negro brillante y álamo marrón claro satinado.

La distribución de los mandos de la consola del CLS Shooting Brake es similar a la del CLS y muy parecida a la de un Clase E. Para ampliar información recomendamos leer la información que ya publicamos en cada una de esas pruebas. Un aspecto que nos parece destacable es Mercedes-Benz es uno de los fabricantes de lujo que mejor ha resuelto el acceso a todas las funciones. En particular están muy bien conseguidos los mandos del volante, desde los que se controlan numerosas funciones casi sin retirar la vista de la carretera. El control por voz «LINGUATRONIC» (asociado a la opción «COMMAND Online APS») permite controlar muchas funciones con la voz y sin necesidad de tener formular las órdenes con lentitud o forzando una pronunciación muy clara. Además, se aprende a utilizar con rapidez porque no siempre es necesario pronunciar con total precisión la instrucción que se desea, sino que admite ciertas «desviaciones». Por ejemplo, reconoce por igual «cancelar ruta» como «cancelar guiado al destino» y así con otras funciones.

Maletero

El maletero tiene un volumen de 590 litros, 70 litros más que el CLS y 105 menor que el de un Clase E Estate (695 litros). Mercedes-Benz incluye en esos 590 litros de capacidad el gran hueco que hay bajo del principal. No es fácil aprovechar esos 590 litros oficiales porque la pieza que separa el doble fondo del hueco principal no se puede eliminar. En nuestra unidad de pruebas, esta pieza separadora se levantaba con dificultades porque uno de los pestillos que la fijan en su posición horizontal no se liberaba completamente (las unidades de pruebas que vimos durante la presentación del modelo a la prensa no presentaban este problema). En todas las versiones, el portón del maletero tiene apertura y cierre automático de serie.

El CLS Shooting Brake lleva una rueda de repuesto de emergencia, salvo que se monten neumáticos que pueden rodar sin presión; en tal caso ese hueco se puede ganar para llevar objetos. Éste es el aspecto del doble fondo del maletero con rueda de repuesto de emergencia y éste sin ella.

Por encima del doble fondo queda una superficie de carga de formas completamente regulares (es prácticamente un prisma de base rectangular) y muy fácil de aprovechar. Hay diversas posibilidades para llevar la carga bien ordenada, como unos carriles de aluminio sobre los que se pueden anclar algunos accesorios (una barra extensible y una correa).

Naturalmente, es posible cargar objetos por encima de la cortinilla que cubre el maletero. Sin embargo, como la caída del portón es muy tendida, ese espacio no es tan aprovechable como en otros vehículos con formas más «cuadradas».

Los asientos posteriores se pueden abatir desde unos cómodos tiradores que hay en la parte posterior del maletero. La superficie resultante no es completamente plana, pero casi.

Mercedes-Benz ha prestado mucha atención al acabado del maletero, como si fuera una parte principal del habitáculo. Es posible elegirlo completamente tapizado de tela o con el piso que cubre el doble fondo en madera (que puede ser cerezo o roble negro) y recorrido por unos largueros de metal para reducir los daños en la madera al cargar el equipaje. También hay disponible una cubierta —fácilmente desmontable y que se puede plegar en poco espacio, — que es más efectiva que los largueros de metal para evitar los daños que se puedan producir con los objetos que se transportan.

El Mercedes-Benz CLS Shooting Brake tiene de serie un equipo de sonido llamado «Radio Audio 20 CD» con MP3 y Bluetooth. Opcionalmente están disponibles otros dos sistema de sonido: «Surround harman/kardon LOGIC 7» con 14 altavoces y 610 W de potencia —sobreprecio de 1 140 €— y el «Bang&Olufsen BeoSound AMG» con 15 altavoces y 1200 W de potencia —sobreprecio de 5 634 €—. Con este último sistema, la rueda de repuesto de emergencia se elimina.

También es posible equiparlo con dos navegadores: «Becker MAP PILOT» —sobreprecio de 1 140 €— o el «COMAND online APS» —sobreprecio de 3 506 € o 3 918 € con cargador de 6 DVD—.

Hemos probado el sistema «COMAND online APS» que incluye una pantalla de 7 pulgadas en alta resolución con mando multifunción en la consola central, disco duro de 10 Gb para música —«MUSIC REGISTER»—, control por voz —«LINGUATRONIC»—, conexión USB y «Aux-In», lector de tarjetas SD, reproductor de DVD, conexión Bluetooth para teléfonos móviles, llamada de emergencia en caso de accidente y conexión a Internet —buscador Web y servicios integrados Mercedes-Benz—.

La forma en la que se introducen los caracteres en el navegador, en el buscador Web o en la agenda es incómoda y lenta, aunque este problema se solventa con un control por voz muy eficaz. El sistema «LINGUATRONIC» permite realizar casi cualquier acción excepto buscar en el manual de instrucciones, acceder a Internet o manejar el DVD. El climatizador automático reduce su caudal de salida para minimizar el ruido a bordo y permitir una mejor comprensión de las órdenes vocales.

Ajustes e información del sistema multimedia.

Mercedes-Benz combina con el sistema «COMAND online APS» un libro de instrucciones en papel y otro ampliado que debe ser guardado en el disco duro del sistema. Nuestra unidad de pruebas no tenía almacenadas las instrucciones —sólo hay que hacerlo la primera vez que se usa—, hemos tardado más de 15 minutos en hacerlo .
Una vez instaladas las instrucciones, hay que extraer el disco CD —suministrado por Mercedes-Benz— y configurar el idioma del manual y el modo en el que se desean ver las instrucciones. El sistema permite realizar búsquedas por palabras clave, por imágenes, ver indicaciones de manejo o ver el índice general del manual como por ejemplo instrucciones relacionadas con el climatizador.
A través del sistema «COMAND online APS» es posible realizar algunos ajustes: variar el brillo o el modo —diurno, nocturno o automático— de la pantalla, la velocidad de lectura, activar la ayuda del control por voz, la conexión automática de la cámara de marcha atrás o el Bluetooth. Es posible importar o exportar datos del sistema a una memoria USB o tarjeta de memoria SD.
Al conectar una memoria USB o una tarjeta SD con fotografías, la música se desconecta y comienza un visor de imágenes. El proceso de carga de fotos es muy lento (hemos usado la misma memoria que con el Chevrolet Malibú).

Navegación

El navegador «COMAND online APS» tiene un funcionamiento correcto. El tiempo empleado en realizar el cálculo de una nueva ruta cuando nos hemos saltado la indicación dada por el navegador es muy breve.

Se pueden crear rutas con varios destinos, buscar localidades introduciendo el código postal, buscar un destino a través del mapa sin conocer el nombre de la calle o introducir las coordenadas geográficas. Existe un menú con puntos de interés donde podemos buscar entre otras cosas un concesionario de la marca Mercedes-Benz.

El menú «Guía Turística» sólo se podrá utilizar si previamente se ha adquirido una tarjeta de memoria SD de 4Gb con datos de la guía turística VíaMichelin —coste de 126 €—. Con esta tarjeta, el menú «Destino especiales personales» también se activa. No podemos comentar su funcionamiento debido a que la unidad de pruebas no la tenía.

Las informaciones de tráfico se encuentran en el menú «TMC». En él, las noticias están agrupadas por carreteras. En caso de tener una dirección introducida en el navegador, es posible que antes de llegar a la retención el sistema avise mediante el audio y una pantalla de alerta para calcular una ruta alternativa.

Los gráficos se pueden ver en dos dimensiones —orientados hacia el norte o hacia el coche— o en perspectiva —con visión en dos o tres dimensiones de los edificios—.

La actualización de los mapas de Europa es gratuita durante los 3 primeros años a partir de la fecha de la primera matriculación.

Comunicación

El Bluetooth forma parte del equipamiento de serie en toda la gama CLS Shooting Brake.

Para conectar el teléfono móvil al sistema hay dos opciones: realizar una búsqueda en el teléfono móvil o realizarla en el sistema «COMAND online APS». En ambos casos, antes de finalizar el proceso hay que comprobar que el código de seguridad —se genera automáticamente y de forma aleatoria— sea el mismo en ambos dispositivos.

Se pueden almacenar en el sistema varios perfiles de usuario Bluetooth, aunque sólo es posible utilizar uno —un segundo teléfono se puede utilizar para la reproducción de música—.

Hemos utilizado un teléfono móvil HTC Desire S —con sistema operativo Android 2.3.5 y conexión Bluetooth 2.1— y, al menos con él, la sincronización de la agenda y de la lista de llamadas ha sido satisfactoria. Este teléfono no permitía la sincronización de los mensajes de texto. Con un teléfono compatible —lo hemos probado con un iPhone 5—, el texto de los mensajes se visualiza en la pantalla del salpicadero pero no se reproduce por lo altavoces como ocurre por ejemplo en el sistema «Professional» de BMW. Tampoco, se pueden dictar mensajes por voz. Si se borra un mensaje en el sistema «COMAND online APS», aparece un aviso de que también se borra en el teléfono pero, al menos en nuestro caso, no se ha borrado.

Existe la posibilidad de almacenar hasta diez números de teléfono en el menú «marcación rápida». Una vez almacenado el número deseado, para marcar hay que mantener pulsado unos segundos el número correspondiente (del 0 al 9), bien empleando los números del equipo de sonido o bien utilizando el mando giratorio situado en la consola central. En el menú agenda, el primer número de teléfono que aparece es el que permite hacer una llamada de emergencia, esta se realiza de manera automática si hay un accidente.

Para conectarse a Internet (mediante la señal de un teléfono móvil) se puede hacer de tres maneras: mediante el módulo «SAP MB» con soporte de datos —sobreprecio de 597 €—, mediante el sistema «InCar Hotspot» —sobreprecio de 629 €—  o mediante la conexión Bluetooth.

En este tercer caso, el teléfono tiene que tener un perfil Bluetooth «DUN» (Dial-Up Networking). Existe una aplicación para teléfonos móviles con sistema operativo Android que transforma el perfil del teléfono para que sea compatible con el sistema «COMAND online APS» de Mercedes-Benz. Esta aplicación no está disponible para teléfonos de la marca Apple.
Una vez conectado el teléfono, se tiene acceso a un buscador de páginas Web, o a los servicios integrados de Mercedes-Benz como la climatología, búsqueda de puntos de interés o descargar una ruta vía Google.

Equipo de sonido

Con el sistema opcional «COMAND online APS» se incluye un lector de DVD, una conexión USB y «Aux-In» —situadas en el interior del reposabrazos central delantero, junto a la conexión «SAP»—, un lector de tarjetas SD —situado junto al mando giratorio del volumen— y un disco duro para archivos de música de 10 Gb —«MUSIC REGISTER»—.

Para guardar música en el sistema hay que pulsar «Copiar archivos», seleccionar el medio deseado y acto seguido elegir la o las carpetas que se desean copiar. El proceso ha tardado pocos segundos, mucho más rápido que otros sistemas como el «Professional» de BMW.
A través de la conexión USB no se puede reproducir un dispositivo de música como un Ipod Touch. Para utilizar este tipo de dispositivos, Mercedes-Benz ofrece de manera opcional un conector situado en la guantera —sobreprecio de 288 €—.

Es posible reproducir música desde un teléfono móvil utilizando la conexión Bluetooth —puede ser un teléfono distinto al que se utiliza para hacer llamadas—. Dependiendo del modelo, la información sobre las canciones se puede visualizar en la pantalla del sistema. Utilizando programas de reproducción de música en Internet como «Spotify», el resultado es el mismo que si utilizamos la conexión «Aux-In»: desde los mandos del sistema no hay acceso al teléfono móvil —lo hemos probado con un HTC Desire S—.

Es recomendable activar la opción «Boost» al utilizar el Bluetooth o la conexión «Aux-In», ya que optimiza la calidad del audio a bajo volumen.

La información que muestra el sistema en la pantalla central, al conectar una memoria USB, tarjeta SD, un disco CD o un disco DVD, es abundante: nombre del álbum, del artista, la carátula (previamente se ha tenido que grabar la imagen con la canción), el título, el número y la duración parcial de la canción. Utilizando el mando situado en la consola central es posible examinar las carpetas de música o realizar distintas búsquedas.

El sistema «COMAND online APS» es capaz de reproducir discos DVD, en el menú superior hay un apartado específico para esta función. Hemos introducido varios DVD originales y no todos los ha leído. Se pueden realizar ajustes de brillo, de color o de contraste y configurar el formato de visión.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Fuente: km77.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *