Nuevo Audi A8

Nuevo audi a8 precio

Como principal figura de la gama Audi, su modelo más emblemático abandera las innovaciones de la casa en una cuarta generación que eleva como nunca la dotación tecnológica. El nuevo Audi A8 materializa el lujo propio de una gran berlina de representación desde una perspectiva muy vanguardista que atañe a todos los ámbitos, maximiza el confort y abarca una nueva concepción del diseño exterior e interior. Todo ello sin olvidar otro de sus pilares fundamentales: la conducción. Quizá es el apartado que más mejoras recibe, fruto de la ingente cantidad de asistentes que hacen la vida a bordo más fácil y segura.

IDENTIDAD DE MARCA

Al nuevo A8 se reconoce claramente, pues vuelve a lucir la característica parrilla Singleframe de la marca, aquí mucho más ancha, elevando el tono deportivo de un vehículo que, desde luego, no pierde ese elegante porte que siempre le ha acompañado.

El crecimiento de la carrocería (recurre a la construcción ligera con elementos en aluminio, magnesio, acero y carbono) ha sido moderado, siendo la longitud la cota que más aumenta: 37 mm, tanto en la versión estándar como en la de batalla extendida A8 L; alcanzan, respectivamente, 5,17 y 5,30 metros. Dentro se traduce en un habitáculo holgado que deleita a sus ocupantes con una comodidad excelsa, especialmente en el A8 L, cuyos amplios butacones cuentan con todo tipo de lujos. De hecho, se puede pedir un asiento de relax (solo para la plaza posterior derecha) dotado hasta de masaje y calefacción para pies, además de un completo sistema de entretenimiento con dos tabletas y controles táctiles.

Esa tecnología táctil es la que preside el salpicadero, encomendado al nuevo sistema MMI touch response. Dos generosas pantallas capacitivas de 10,1 y 8,6 pulgadas, permiten controlar todas las funciones del vehículo. La inferior ocupa el lugar del climatizador, ahora integrado en ella, y da acceso a otras utilidades de confort. Hasta sirve como superficie de escritura para, por ejemplo, buscar rápidamente una dirección en el navegador. La resolución y rapidez de ambas pantallas es fantástica, aunque obligan a desviar la atención sobre la conducción más de lo deseable, mal habitual de estos sistemas que proliferan en el automóvil actual.

A ellas se suma un impresionante panel digital que hace las veces de instrumentación, además de un Head-up display (proyecta información en el parabrisas, frente al conductor) de gran tamaño. Y para entendemos con el coche y convertido en interlocutor no falta un avanzado control por voz con lenguaje natural.

SOFISTICADO EN TODO

La iluminación ha sido una de las facetas en las que el nuevo A8 ha desplegado todo el arsenal tecnológico disponible. Los faros principales, de LED, se mantienen como equipamiento de serie, mientras que se introducen nuevos HD Matriz LED que incluyen ópticas láser para luces largas (doblan alcance) y pilotos traseros OLED, conformando una firma luminosa dinámica muy efectista.

En lo que a la conducción propiamente respecta, la tracción total quattro (distribuye el par en una relación de 40:60), la suspensión neumática adaptativa (con cuatro alturas seleccionables) y la dirección progresiva son solo la punta del iceberg. Y es que esta generación A8 estrena, en opción, dirección dinámica a las cuatro ruedas.

A baja velocidad, las traseras giran en sentido opuesto a las delanteras (hasta un máximo de cinco grados), y todas lo hacen en el mismo al alcanzar velocidades medias y altas En la práctica, el A8 parece un coche de menor envergadura y negocia las curvas más cerradas con una agilidad sorprendente. También supone una gran mejora para maniobrar.

El extraordinario confort que brinda tiene continuación en la gama de motores. De momento, los renovados bloques 3.0 V6 diésel (A8 50 TDI, con 286 CV) y gasolina (A8 55 TFSI, con 340 CV), los únicos disponibles en el arranque de su comercialización, que tendrá lugar este mismo invierno. Bajo esta nueva denominación, tanto estos propulsores como el resto de la gama se combinan con un cambio automático mediante convertidor de par de ocho relaciones (Tiptronic) y con la tecnología de hibridación MI-IEV de Audi. Apoyada en una inédita red eléctrica de 48 voltios, optimiza el modo de desplazamiento por inercia con el motor apagado entre 55 y 160 km/h. El conjunto ofrece un rendimiento notable, aunque lo más relevante es la suavidad de un funcionamiento especialmente silencioso.

La gama se completará a lo largo de 2018 con mecánicas de ocho y doce ‘cilindros, además de la versión híbrida enchufable A8 L e-tron quattro, de 449 CV.

CONDUCCIÓN ASISTIDA

Las soluciones innovadoras que plantea el nuevo A8 son especialmente destacables en el campo de la asistencia a conducción. El avanzado conjunto de sensores que monitorizan el entorno (con un escáner láser sin parangón, radar de larga distancia y otros cuatro para distancias medias, cámara frontal y 360°, además de doce sensores ultrasónicos) trabajan para que este modelo sea el primero en lograr el nivel 3 de conducción autónoma.

Así, su sistema Traffic jam assist le permite circular en atascos hasta 60 km/h sin tocar frenos, acelerador o dirección (de momento, la ley no lo autoriza). Y hay muchos más sistemas dignos de mención, como el Audi Al remote parking pilot o el Audi Al remote garaje pilot, que ayudan a aparcar ya sea desde dentro o desde fuera con un teléfono inteligente; el siempre útil asistente de cruce (detecta obstáculos al salir a una intersección sin visibilidad): el asistente de maniobras (capaz de mover la dirección por sí solo, integra alerta de bordillos): o el no menos práctico Exit warning, que nos impedirá abrir una puerta en caso de aproximarse por detrás otro coche. En total, más de cuarenta ayudantes para un automóvil realmente comprometido con la seguridad.

PRECIOS DEL AUDI A8

MOTOR POTENCIA PRECIO
50 TDI quattro tiptronic 286 CV 97.420,00 €
55 TFSI quattro tiptronic 340 CV 104.520,00 €

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *