Nuevo Mercedes-Benz GLA

Exterior Mercedes-Benz GLA

Mercedes-Benz vende el GLA a razón de 8.000- 10.000 unidades/año en nuestro país (más de un millón de coches desde su debut en todo el mundo). Nada mal, tratándose de un modelo con estrella frontal que no se apea de un mínimo de 35.000 €, a pie de concesionario y con todas las bonificaciones habidas y por haber ya aplicadas. Un éxito de modelo que, previsiblemente, irá a más en esta, su nueva entrega, a la venta dentro de pocos meses como complemento ideal al también SUV GLB, que acaba de estrenarse en España hasta con 7 plazas. Este y el recién llegado aplican la base de las Clases A y B. En detalle, supera la altura del anterior GLA en más de 10 cm (ahora 1,61 m) y es 1,5 cm más corto que aquél (aquí 4,41 m), pero al parecer gana espacio interior, tanto en altura como en el siempre crítico hueco para las piernas de los ocupantes traseros (la distancia entre ejes llega a 2,73 m, cuando antes era de 2,70). A su vez, los asientos delanteros viajan 140 mm más elevados. Incluso amplía maletero (de doble fondo), que con 435 litros (antes 421) no es para tirar cohetes, pero que juega con la banqueta trasera deslizable 14 cm para hacerlo puntualmente mayor, y hasta con el respaldo posterior abatible en porciones 40:20:40.

MÚSCULO FLUIDO

En todo caso, sí, es un Mercedes-Benz, salta a la vista. Y eso que el diseño cambia por entero y es apreciablemente más SUV. Es más, presume de aerodinámico, con un brillante Cx que parte de 0,28 y que, necesariamente, ha de repercutir en mejoras de gasto, prestaciones, confort, dinámica… Su planta es sensiblemente más musculosa, y puede serlo aún más provisto de llantas de hasta 20″ (mínimo, 17″), como contempla.

A saber: las puertas se prolongan hacia abajo, más allá de los umbrales (como en su rival de Lexus, el UX), para facilitar el acceso y evitar mancharse la ropa (pantalones…) mientras mejoran la protección ante un impacto lateral.

Interior Mercedes-Benz GLA

La tecnología prevista contempla soluciones a la última. Entre ellas el alumbrado LED completo o, en el caso de los faros delanteros, incluso LED matricial, que se antoja reservado a la carta de opcionales y que, sin discusión, gana seguridad y eficacia. Dentro hay un parecido evidente al de los Mercedes-Benz A, B y GLB. El cuadro comprende la misma unidad de pantallas flotantes de aquellos en 3 modalidades: 2 de 7″; una de 7″ y otra de 10,25″ y una tercera, widescreen, con doble pantalla enlazada de 10,25″. El equipamiento de serie incluye infoentretenimiento MBUX, a configurar individualmente, y puede completarse con Head-up display a color, navegación con realidad aumentada, software con funciones de aprendizaje y mando fónico que se activa con `Hey Mercedes’. También podrá contar con control confort ENERGIZING, que conecta en red la iluminación ambiental, la reproducción de música y diferentes programas de masaje en los asientos anteriores (opción) para generar diversos estadios de bienestar. Es más, con servicio ENERGIZING COACH acoplado un smartwatch Mercedes-Benz vivo-active 3 o Garmin Wearable tiene en cuenta constantes vitales del ocupante (estrés, calidad del sueño…) y recomienda el modo.

INCLUSO HABRÁ UN PHEV

Vías 4 cm más anchas, chasis con suspensiones independientes, tracción delantera o total 4MATIC (ahora electromecánica, incluye paquete Offroad para conducción campera exigente, con control de descensos Downhill-Speed-Regulation DSR y un total de 143 mm libres al suelo, 9 más que con anterioridad), selector de programas de marcha DYNAMIC SELECT…

El abanico mecánico comprende un elenco escueto solo de gasolina, al menos en un primer momento, en todo caso común a otros modelos de la estrella equiparables, salvo un híbrido enchufable PHEV de tercera generación del que aún se desconocen datos, pero que además de contar con el codiciado sello O Emisiones de la DGT podría alcanzar una autonomía de circulación totalmente eléctrica superior a 60 km. Siempre turbo y con caja automática, contempla el GLA 200 (1.33 de 163 CV, 210 km/h, 7,4 V100 km, 129 g/km y cambio 7G-DCT), con función de desconexión selectiva de cilindros, seguido del deportivo GLA 35 4MATIC AMG (como el anterior, de 4 cilindros pero ya 2.0, 306 CV/400 Nm, 250 km/h, 7,4 V100 km, 170 g/km y cambio AMG SPEEDSHIFT DCT 8G).

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *