Saltar a la cuerda para hacer ejercicio

Fotografía cortesía de listas10.com

Cómo todos sabemos, una vida sana incluye hacer ejercicio cada semana y, a ser posible, cada día. Si eres de los que tienen los días muy ocupados y no tienes mucho tiempo para ello o no quieres tener que apuntarte a un gimnasio, saltar a cuerda es un ejercicio fácil y barato que nos proporciona muchos beneficios.

Saltar a la cuerda es un ejercicio cardiovascular, por lo que nos ayuda a mantener la salud de corazón y de los pulmones. Además también es un ejercicio tonificador de brazos, piernas y hombros, y un buen aliado para fortalecer los huesos.

A continuación os damos algunos consejos para practicar este ejercicio con seguridad, evitando posibles daños en las articulaciones.

  1. Escoge un sitio adecuado para practicar este ejercicio: procura que sea un espacio amplio y sin objetos de por medio. Intenta también que no sea un suelo muy rígido; si tienes parquet en casa sería ideal.
  2. Utiliza un calzado adecuado: que sea cómodo y no notes demasiado el impacto de los pies en el suelo cada vez que saltes.
  3. Lo primero que se debe hacer antes de realizar cualquier ejercicio es estirar los músculos. Así eliminamos la tensión del cuerpo y prevenimos posibles lesiones.
  4. Empieza por un ritmo más lento y, a medida que vayas ganando resistencia, ves aumentando el ritmo moderadamente. Es normal que te sientas muy cansado los primeros días o que te falte el aliento; si esto sucede haz algún descanso de un par de minutos.
  5. Con dedicarle 30 minutos al día será suficiente: puedes quemar hasta 300 kcal.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *