Trucos para que el bebé pierda el miedo a bañarse

Fotografía cortesía de cuidadoinfantil.net

La tarea de bañar al más pequeño de la casa suele convertirse en un desafío para muchos padres, y es que muchos bebés le acaban cogiendo miedo al agua. En muchísimos casos esto se debe a que anteriormente han experimentado una vivencia negativa que les ha acabado provocando este rechazo, como puede ser el hecho de que en otro baño el agua estuviera muy fría o muy caliente, que les haya entrado jabón en los ojos, que hayan tenido un pequeño resbalón… A continuación os damos algunos consejos para convertir un episodio traumático en un momento agradable y relajante.

Una de las mejores maneras para hacer que nuestro pequeño pierda este miedo al baño es convertir esta actividad rutinaria en un juego. De esta forma conseguiremos que lo acaben asociando a un momento divertido y agradable. Podemos usar juguetes diseñados especialmente para utilizarse en el agua, como por ejemplo los clásicos patitos de goma, o cualquier otro elemento que pueda mojarse para entretener al pequeño durante la hora de la higiene y hacer así que acabe olvidando sus miedos.

Otra manera de entretener al pequeño es usar el jabón de la ducha para hacer espuma y crear divertidas pompas, que son muy fáciles de hacer. Invítale a jugar: cúbrele los bracitos con un poco de espuma, cubre un patito para que quede medio escondido…

Otra técnica consiste en transformar el baño del bebé en un baño para dos: se sentirá más seguro si ve que entras tu primero en el agua y te bañas con él. Sin embargo, es muy importante no hacerlo a menudo, sino lo único que conseguiremos es que se acostumbre a que te bañes con él y no quiera hacerlo solo más adelante. Lo recomendable es hacerlo varias veces hasta que consigamos que le pierda el miedo al agua.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *