Trucos para tener unos labios sexys

Labios sexys

Es tiempo de llevar tus labios a otras dimensiones y ello es posible gracias a cosméticos de última generación diseñados para exfoliar, hidratar y darle definición, haciéndola más seductora. Unos labios con volumen son la bandera antiedad por excelencia, y el relleno con ácido hialurónico para mejorar el contorno se convierte en el artilugio estético con más adeptas. Naturalidad, elegancia y perfección es la nueva declaración de feminidad.

  1. Lo mejor está en casa

Los ingredientes naturales son gentiles y efectivos. Por ejemplo, el azúcar es lo mejor para exfoliar. Cuando la piel se seca, se agrieta y se parte, quedan a la vista células muertas que si no se retiran resultan incómodas e incluso pueden agravar el problema de sequedad, y en el caso de los labios, una manera de reparar su delicada piel es con una exfoliación granulada: mezcla una cucharada pequeña de azúcar con una de miel líquida; usando la yema de tus dedos, masajea en ellos la preparación con suavidad y movimientos circulares; enjuaga con agua tibia, y para terminar aplica un bálsamo nutritivo.

  1. Oro líquido: aceite de coco

Aunque aún hay mucho por investigar sobre esta sustancia de origen natural, es cierto que el aceite de coco repara la dermis. Cuando los labios están secos, les brinda humectación y suavidad; se absorbe rápido sin dejar una sensación grasa, y sus vitaminas y antioxidantes retardan el envejecimiento, el deterioro cutáneo y evitan el daño celular. En personas que padecen herpes es recomendable porque tiene propiedades antibacterianas, antivirales y es estupendo fungicida. Aplícalo sobre tus labios y da un ligero masaje.

  1. Rutina transformadora

Para liberarlos de las imperfecciones, la hidratación es clave. Una rutina ideal incluye un suero o aceite nutritivo, una crema humectante y un bálsamo. Aplicados en conjunto como un ritual de cuidados una vez a la semana, asegurarán una boca perfecta y suave.

  1. Delineado perfecto

“El ácido hialurónico es una sustancia natural que suministrada en los labios, aumenta el volumen, absorbe y atrae agua a la zona inyectada y estimula las fibras de colágeno”, dicen los especialistas en Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.

Los especialistas comentan que 80% de las mujeres que llegan a sus consultas en busca de modificar la forma de sus labios, optan por inyectarse esta sustancia para delinearlos y hacer que luzcan sexis y con volumen, sin necesidad de engrosarlos. Los resultados son sutiles e inmediatos. ¿Te sientes tentada? Debes saber que el costo del procedimiento varía según cada especialista y los mililitros inyectados, pero oscila entre 220 a 350 euros por aplicación. Y se aconseja retocar una vez al año.

  1. Apuesta por un clásico

Los labios carmín son femeninos, eternos e inquietantes. Esta temporada triunfan con una textura que aporte brillo e intensidad. Para lucirlos al máximo hay que delinear con un lápiz en una gama similar al de la boca y aplicar el color sobre la piel bien hidratada. El acompañamiento perfecto es un rostro con maquillaje en tonos neutros para no robarles protagonismo.

  1. Arriba y abajo

¿Por qué no? La regla de llevar el mismo tono de labios en las mejillas sí está permitida. Busca un maquillaje que pueda aplicarse en ambas zonas del rostro. Es para mujeres prácticas: su aplicación y retoque es rápido y no ocupa espacio en tu cartera. ¡Una maravilla!

  1. No sabotees tu favorito

¿Tienes un labial en un color que te encanta pero no te dura ni la mitad del día? La solución es una base que cubra la zona antes de aplicarlo. Puede ser una de maquillaje líquido o una ligera capa de un corrector con propiedades hidratantes. O bien, utiliza un primer; corrige imperfecciones y hace el color perdurable.

  1. Reparación a fondo

Para nutrir tus labios no basta un bálsamo con un toque de color que se desvanezca tras un par de horas. La cosmética ya emplea aceites vegetales y elementos orgánicos que se adaptan de modo natural a la piel para dar una excelente textura, además de resaltar tu boca con un matiz suave sin dejarla pegajosa.

  1. Lo máximo: mascarillas

Son el producto estrella porque rescatan a tus labios de sus peores pesadillas: sequedad, piel agrietada y falta de luminosidad. Las encuentras en distintas versiones, es decir, parche, crema o gel, y sus ingredientes actúan a fondo para repararlos. Úsalas por la noche, dos veces a la semana, para mejorar la aplicación de tu lápiz labial durante el día y, por supuesto, la apariencia de tu boca.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *