Y llegó el vestido cóctel

vestido coctelTodos los secretos sobre el vestido de cóctel: su historia y las claves para combinarlo marcando estilo.

Corre la década de los años 20 cuando la moda empieza a experimentar cambios y surge de entre todos los diseñadores una mujer que rompe con todas las normas preestablecidas hasta entonces. Estamos hablando de Gabrielle Bonheur Chanel, más conocida como Coco Chanel. Quién decide liberar a la mujer de pesados e incomodos vestidos y propone una moda totalmente revolucionaria.

Años antes, Paul Poiret consigue erradicar el corsé del vestuario femenino, pero quién realmente aporta libertad, dependencia y “rebeldía femenina” (para la década) es Chanel.

Se puede decir que los vestidos cóctel nacen gracias a la diseñadora, ya que acorta el largo del vestido, lo hace elegante, cómodo, y consigue que las mujeres lo vistan en cualquier momento del día.

En los años 40, Christian Dior bautiza a este tipo de vestido como vestido cóctel y propone un cambio, estrechando la cintura y volviendo a dar importancia y volumen a la falda. Esto es lo que se conoce como New Look.

El cocktail dress surge en Estados Unidos en la década de los 50 cuando la sociedad de la época sustituye la hora del té por salir a tomar combinados y encontrarse en los bares de moda, vistiendo todas las mujeres éste tipo de vestido y fijando nuevas normas sociales. Estrellas del cine como Marilyn Monroe o Audrey Hepburn ponen aún más de moda este tipo de vestido, y elevan ciertos diseños al nivel de “vestidos históricos” (cómo el blanco de Marilyn en “La tentación vive arriba” o el vestido negro de Audrey en “Desayuno con diamantes”)

En la actualidad el vestido cóctel deja de ser utilizado en exclusiva para la asistencia al clásico cóctel, pasando a ser adecuados en diferentes ocasiones sociales: eventos, bodas, bautizos, etc…

El vestido cóctel debe llevarse a la altura de la rodilla, aunque existen ligeras variaciones.  Si es por debajo de ésta, se llama “longitud del té” , y si es ligeramente por encima , “longitud de bailarina”. Ambos largos funcionan tanto si es un acto de día como de tarde.

Si tienes un evento, y aún no sabes que ponerte, Stylecode ha creado dos propuestas, una para el día y otra para la tarde. ¡Coge todas las ideas que puedas!
Para el día, apuesta siempre por la naturalidad y por colores vivos o neutros. Nosotros, hemos hecho una selección de piezas muy “lady” para ti en tonos rosas y blancos perla; como este elegante vestido de Valentino, con un escote muy discreto y favorecedor, y estos preciosos salones de Miu Miu con tacón medio y perlas bordadas.

Para la noche una apuesta segura es un LBD. Te proponemos este fabuloso vestido de Valentino que estiliza y alarga tu figura, las mangas son totalmente favorecedoras y diferentes, lo que te hará destacar entre otras invitadas que hayan escogido este color. Jugamos con el oro en los complementos para aportar sofisticación y luz a nuestra piel. Pendientes de Elsa Peretti y  broche de Swarovski; y para atraer todas las miradas, este increible bolso joya de Alexander McQueen. Un look de este tipo necesita un calzado a la medida, te sugerimos estas sandalias de Gucci, perfectas para completar un look excepcional.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Fuente: marie-claire.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *