Adecua tu zona de trabajo a cualquier lugar

Teletrabajo

¿Toda la familia de vacaciones, menos tú? Si el plan es irse a la playa, al campo o al pueblo, ¡no te quedes encerrado en casa! Aprovecha el viaje y, si no puedes cerrar tu «oficina», ¡llévatela contigo!  Te contamos las claves de cómo hacerlo.

ESCOGE EL LUGAR ADECUADO, SILENCIOSO Y CON VENTILACIÓN 

¡Empecemos por el principio! Primero deberemos hacer es seleccionar el lugar en el que vamos a instalar nuestra nueva «oficina». Para ello, deberemos tener en cuenta diversos factores. Por un lado, trata de que sea un espacio de la casa aislado y tranquilo, en el que no tengamos distracciones ni interrupciones frecuentes. Además, que cuente con buena ventilación. Idealmente, junto a una ventana que nos proporcione aire fresco todo el día, independientemente de la localidad.

Ventilar el espacio en el que trabajamos y pasamos muchas horas al día es fundamental para evitar un ambiente cargado. El aire de los espacios debe renovarse para que continúe siendo respirable y beneficioso para el organismo. Lo ideal es ventilarlo cada mañana durante 10 o 15 minutos y hacerlo diversas veces a lo largo de la jornada laboral. Hacernos con un espacio de trabajo con ventana también nos permitirá contar con luz natural, otro de los aspectos más importantes a la hora de elegir nuestro espacio ideal. Si bien es cierto que debemos evitar trabajar de cara a la luz, para no perjudicar nuestra vista, tampoco conviene hacerlo de espalda a ella, porque el ordenador se llenará de reflejos. De esta manera, trataremos de dejarla a nuestra izquierda. Además, la luz solar también puede contribuir a eliminar bacterias.

COLOCA TODO CERCA

Lo esencial cuando se trabaja muchas horas sentado frente a un ordenador es conseguir mantener una buena postura. Para conseguirlo, deberemos contar con una mesa amplia —de altura media y preferiblemente de madera—en la que nos sintamos cómodos y en la que quepan el ordenador, el teclado, el ratón, los auriculares, la libreta, el bolígrafo, el agua… De hecho, es importante asegurarnos de que tenemos todo ello a mano. Así evitaremos, por un lado, levantarnos y perder el tiempo en buscar objetos o documentos que necesitaremos y, por otro, distraemos. Por supuesto, otra clave fundamental es hacernos con una silla ergonómica con ruedas, que podamos adaptar a nuestro cuerpo (altura, brazos, respaldo, etc.). Se recomienda, además, un reposapiés.

MANTÉN SIEMPRE EL ORDEN Y LA HIGIENE 

Guardar el orden de todos los elementos del espacio de trabajo, limpiar y desinfectar, no solo el entorno, sino la mesa, la silla, y los equipos con los que estamos continuamente en contacto —como ordenadores y móviles—, es clave para preservar un entorno saludable y libre de cualquier partícula nociva. De hecho, en el teclado de nuestro ordenador se acumulan 400 veces más bacterias que en un inodoro. De este modo, un teclado puede contar con hasta 33 mil bacterias y más de 3 mil hongos por centímetro cuadrado, por lo que un teclado medio de 35×15 cm podría llegar a tener hasta 17 millones de bacterias y más de 1,5 millones de hongos. Por ello, es vital limpiarlo frecuentemente con un paño húmedo desinfectante y aspirar con un aspirador de mano toda la suciedad que se acumula entre sus teclas. La aspiración como método de limpieza posee múltiples beneficios y es más seguro que otros. Con él, evitamos que el polvo y la suciedad (y ácaros) se levanten o se acumulen, y, además, nos ayuda a disminuir la aparición de alergias y problemas respiratorios.

DECORACIÓN Y BIENESTAR 

Sentirnos bien en nuestro espacio de trabajo es algo que influye directamente en nuestra productividad y eficacia. Por ello, incluir en él elementos decorativos como plantas que renueven el aire, frases motivadoras en la pared o toques de color -como láminas o pequeños cuadros- que nos llenen de vitalidad y positividad, puede ser buena idea. Otros objetos decorativos como estanterías o cajas pueden resultarnos realmente útiles para almacenar objetos o documentos del trabajo y, generalmente, no suponen una distracción. En este sentido, los aromas de velas, mikados, incienso… habitualmente son buenos aliados para ayudarnos a relajarnos y concentrarnos.

UN RINCÓN DE LECTURA PERFECTO 

Y no todo va a ser trabajar, así que, ya que estamos, puedes organizar tu rincón para leer allá donde estés, siempre según el tipo de casa.

  • CASAS DE ESTILO INDUSTRIAL. Cada vez son más los que apuestan por las paredes de cemento y ladrillo, vigas vistas de hormigón, hierro o madera y los tonos neutros para decorar sus casas. En estos casos, una buena opción a la hora de crear el rincón de lectura es optar por estanterías grandes y de diseño industrial, las lámparas con tableado y formas poligonales u opciones en tonos claros y con motivos dorados que contrasten con los grises del espacio. Asimismo, los sillones grandes y cómodos son una buena opción.
  • CASAS CON ZONA EXTERIOR. Aprovechar un balcón o una terraza para una buena sesión de lectura es obligatorio estos meses. Por ello, para zonas de exterior reducidas las sillas colgantes de rafia son una buena alternativa ya que permiten aprovechar bien el espacio. Para los que no tienen problema de espacio, los sets de jardín compuestos por mesa y sillas son perfectos para acogerte con un buen libro. También vale una hamaca entre dos árboles grandes.
  • CASAS CLÁSICAS Y TRADICIONALES. Para aquellos a los que les gustan los clásicos, los sofás y divanes de cuero y terciopelo pueden encajar a la perfección. Asimismo, los sillones estilo orejero monocromáticos funcionan con cualquier tipo de mobiliario. Las opciones de estilo nórdico, alternativas vintage o las sillas de mariposa en piel marrón o negra (o en formato banco) triunfan esta temporada.
  • CASAS CON POCO ESPACIO. El tamaño del espacio tampoco debe ser un quebradero de cabeza a la hora de montar tu propio rincón de lectura. Existen opciones perfectas para espacios pequeños, como los puffs, disponibles en multitud de colores, que te permitirán disfrutar de una tarde de lectura en casa. Otra buena elección para espacios reducidos, son las lámparas/estantes todo en uno, con las que podrás almacenar tus libros favoritos e iluminar tus tardes de lectura.
  • LA CASA MÁS… ¡COMÚN! Si el sitio donde estás no encaja con ninguno de los descritos anteriormente, no te preocupes. Baldas para recopilar novelas favoritas, lámparas originales de piedra que aúnan diseños únicos y elegancia darás un toque cálido a tu hogar, creando una atmósfera perfecta para la lectura.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *