Alimentos que no deben faltar en nuestra dieta

Fotografía cortesía de blog.codeconutrilife.com

Como la gran mayoría de nosotros ya sabe, la dieta mediterránea es una de las más sanas y proporciona innumerables beneficios a nuestra salud. De hecho, en noviembre de 2010 fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Han sido muchos los investigadores que se han sentido atraídos por el estudio de esta dieta, constatando al final que la incidencia de enfermedades cardiovasculares en los países del Mediterráneo es menor que la media, y de que existe una relación muy clara entre entre esos datos y la composición de su dieta. A continuación os detallamos algunos de los alimentos más importantes e imprescindibles de la dieta mediterránea.

Aceite de oliva virgen extra: este tipo de aceite es rico en ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a reducir el nivel de colesterol en sangre.

Ajos y cebollas: son ricos en antioxidantes, lo que ayuda a prevenir y mejorar resfriados, bronquitis e, incluso, el asma.

Sardinas: forman parte del grupo denominado como pescado azul. Destaca por ser rico en ácidos grasos omega-3, muy beneficioso para controlar la tensión arterial y disminuir el riesgo de infartos.

Garbanzos y lentejas: legumbres con un nivel alto de proteínas y fibra. Son una buena opción para sustituir la carne como fuente de proteínas ya que, a diferencia de estas, no contienen grasas saturadas.

Coles de Bruselas, col y brócoli: son algunas de las denominadas verduras crucíferas, con un alto contenido en antioxidantes que disminuyen el riesgo de desarrollar cáncer.

Cereales y arroz integral: alimentos ricos en fibra e hidratos de carbono, que ayudan a controlar el tránsito intestinal. Además también contribuyen a reducir los niveles de colesterol.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *