Aprende a cuidar los dientes de leche del bebé

aprende-a-cuidar-los-dientes-de-leche-del-bebe

Los dientes de leche son muy importantes. Desde que sale la primera pieza hay que empezar a cuidarlos, limpiándolos con un cepillito específico para bebés.

¿Cuándo salen los primeros dientes?

Los primeros dientes de leche suelen salir alrededor de los 6 meses de edad, aunque esto varía según los niños. En algunos niños no salen hasta los 12 meses de edad. Los primeros dientes en salir son los incisivos, le siguen los primeros molares, los colmillos y los segundos molares. En total, 20 piezas que mantendrán hasta los 6 años.

¿Duelen cuando salen?

La dureza que se produce en las mandíbulas y la ruptura de las encías provoca que estas se pongan rojas y se inflamen. Es habitual que el pequeño esté más nervioso o irritable y que trate de morder todo tipo de cosas en un intento desesperado por calmar la desazón que siente. Las molestias aumentan en los meses de verano, porque el frío retrae la encía y el calor la dilata.

¿Cómo se limpian los dientes?

Los dientes están escondidos en las encías y van apareciendo cuando la mucosa que las recubre se va retirando, capa por capa. Durante este proceso, la encía es más susceptible a las bacterias que pueden facilitar la aparición de muget, una infección de las mucosas de la boca producida por el hongo Cándida albicans. Por ello, la higiene dental debería iniciarse incluso antes de que salgan las primeras piezas.

Antes de la salida del primer diente

Es aconsejable pasarle una gasa humedecida con agua por las encías para eliminar cualquier resto de la comida y leche. Este masaje, además, ayudar a aliviar las molestias que puedan sentir en la encía.

Un cepillo a su medida

En cuanto despunten los primeros dientes, conviene empezar a limpiarlos con un cepillito para bebés. Existen cepillos específicos que se adaptan a su boquita y a sus manos para que puedan explorarlos y familiarizarse así con el cuidado de la boca desde bien pequeñitos. Algunos incluso incorporan un mordedor para masajear las encías.

Limpiar tres veces al día

Para proteger bien los dientes de leche, y de paso instaurar un buen hábito de higiene, es recomendable realizar el cepillado tres veces al día, preferiblemente después de las comidas principales.

Hasta que el bebé tenga un poco de destreza con las manitas tendremos que cepillarle nosotros (siempre desde la encía hasta el extremo del diente). Para que lo acepte de mejor grado es bueno enseñarle cómo nos cepillamos los mayores. Pronto querrá hacerlo él también solito.

Que pasta de dientes debemos usar

Debe ser específica para su edad. No hay que echar mucha (parecido a un granito de arroz).

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *