Collie barbudo

Collie barbudo venta

La inesperada victoria del Collie barbudo en el Mundial de Milán 2015 puso el foco de atención en esta raza, descendiente del pastor británico. Sin duda, una gran desconocida… hasta ahora.

Aunque los orígenes del Collie barbudo son inciertos, sin duda es una de las razas más antiguas de pastoreo (si no la más antigua del perro pastor británico). Muchos expertos señalan que debe compartir antepasados comunes con el Bobtail y otras razas de Europa de rebaño, como los pastores de Polonia y de Hungría. Es muy probable, de hecho, que sus orígenes se remonten a los pastores nómadas que viajaban siempre acompañados de perros de pastor de pelo largo y que emigraron de Asia Menor a Occidente, sobre todo en Hungría. La raza comienza a formarse en 1600, cuando un par de perros de pastor de pelo largo, dados por un comerciante polaco que llegó a Escocia, se cruzan con otras razas de pastor local, dando lugar al Collie de Montaña. Desde entonces, poco a poco, estos perros se han extendido en el mundo de la oveja escocesa, siendo identificados como una raza real y propia en 1912, cuando se constituye el Club del Collie barbudo de Edimburgo, que elabora una primera descripción detallada. Durante la Primera Guerra Mundial, esta raza, al igual que muchas otras, corrió un grave peligro de extinción, sólo se evitó gracias a la intervención de un apasionado de la raza, la señora Willinson, que cruzó sus dos ejemplares, Jeannie y Bailie, los dos perros que pueden en realidad ser considerado el progenitor del Collie barbudo actual.

HAY QUE TENER UN CUIDADO CONSTANTE CON EL PELO

El Collie barbudo es conocido por la riqueza de su pelaje, tal y como indican los jueces: “La longitud y la densidad del cabello debe ser tal que se forme una película protectora, pero debe permitir apreciar la forma del perro, es decir, sin disimular las líneas naturales de su estructura ósea. De hecho, un escudo demasiado lanoso manera y abundante entorpecería el trabajo en el cuidado de los rebaños”. Por ello, es necesario llevar a cabo un constante cuidado de su manto que mitigue el efecto de su roce constante con la lana de las ovejas. El mantenimiento adecuado del cabello, debe incluir un cepillado semanal, en el que hay que prestar una especial atención a las zonas difíciles como la barba, porque en ellas se asienta la comida. También hay que cuidar las partes blancas de su pelaje limpiándolas con un champú especial que permita blanquearlas de nuevo. Un buen lavado con un acondicionador apropiado ayudará a mantener el cabello limpio.

UNA RAZA MUY ROBUSTA

El Collie barbudo tiene una « estructura muy robusta, por lo que esta es una raza sana en general, y no es propensa a presentar problemas de huesos. Por lo tanto, sólo algunos defectos puntuales llegan a afectar al Collie barbudo. Entre los más comunes destacan las medidas alteradas las orejas (cortas), premolares sin desarrollar o mandíbulas pobres. Pueden llegar a mostrar displasia en las patas. Así como otras patologías como defectos de la retina (atrofia), deficiencias del cabello (estudiados como la displasia ectodérmica) y los quistes de la piel del seno. El sinus dérmico puede ser superficial (de baja patogenicidad) o tan profundo que afecta al canal espinal, con consecuencias mucho más graves. El oído está abundantemente dotado de pelo, internamente, por lo que se debe prestar atención a las posibles infecciones de este. Para prevenirlas hay que tener un especial cuidado de mantener limpio el oído interno y externo».

MEDIDAS ESTANDAR  DEL COLLIE BARBUDO

  • OREJAS: medianas y caídas. En atención, se elevan de nuevo a la base.
  • OJOS: en armonía con el color del pelaje, bien espaciados. Mirada suave y cariñosa, que no sobresalga.
  • MANTO: gris pizarra, leonado rojizo, negro, azul, todos los tonos de gris, marrón y arena con o sin manchas blancas. El blanco no debe aparecer por encima de los corvejones en el exterior de las patas traseras.
  • TALLA: la altura de los machos es de 53-56 cm, y las hembras 51-53 cm.
  • CUERPO: más largo que alto, no debe parecer demasiado pesado. Espalda, recta; pecho, amplio y costillas bien arqueadas.
  • CABEZA: en proporción al tamaño, fuerte hocico y el cráneo ancho, plano y cuadrado. Trufa grande y cuadrada. Mandíbulas fuertes con una mordida de tijera.
  • PELO: fino y denso. La capa externa es plana, dura, fuerte y peluda, sin ser lanosa o rizada, aunque se permite una ligera ondulación. A partir de las mejillas, la barbilla y labios inferiores, el recubrimiento aumenta en longitud hacia el pecho, formando una barba típica.
  • COLA: de inserción baja, sin desviación o torsión, cubierta de abundante pelo.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *