Cómo ayudar a un niño a concentrarse en los estudios

Cómo-ayudar-a-un-niño-a-concentrarse-en-los-estudiosTodos queremos que nuestros hijos tengan éxito en los estudios. Sin embargo, para muchos niños y adolescentes, la concentración siempre puede ser difícil. Estos son algunos consejos que le pueden ayudar a su hijo o hija a mejorar la concentración y rendir mejor en los estudios.

  • Tómese el tiempo necesario para desayunar. Los niños que toman un buen desayuno y que sea suficiente para el resto del día serán más capaces de concentrarse en los estudios.
  • Introducirlos en la música. Jugar con instrumentos musicales ha demostrado que aumenta la atención y concentración en otras áreas.
  • Proporcionar un suplemento. Hay niños que necesitan un complemento vitamínico para mejorar la concentración, la memoria. Actúa con cuidado, no causa efectos secundarios y cumple con todas las directrices que marca sanidad.
  • Enviarlos a la cama pronto. Un estudio demuestran que los niños y adolescentes se concentran mejor después de haber dormido como mínimo 8 horas.
  • Darles un espacio de estudios. Sus hijos serán más capaces de concentrarse en la tarea si tienen un espacio de trabajo y está despejado. Apáguele el televisor; desconéctele el móvil, asegúrese que nada va interferir en el estudio.
  • Haga que se organice. Un estudio realizado sugiere que los estudiantes que se apuntan las tareas en agendas o en calendarios suelen sacar mejores notas.
  • No Agobiarlos. Si los agobiamos aumentaremos la ansiedad e interfiere con el pensamiento claro, según el Departamento de Educación. Los niños hacen mejor las pruebas si saber interpretar o pueden relacionarla información que están leyendo con lo que ya saben.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

2 pensamientos en “Cómo ayudar a un niño a concentrarse en los estudios

  1. Me gustaría aportar un poco sobre este tema ya que para que exista concentración es fundamental:

    Un ambiente libre de estímulos innecesarios: ruidos, objetos, colores, olores…
    Una motivación por el desempeño de la tarea que se quiere llevar a cabo.
    Un sentimiento de autosatisfacción al valorar los fines o metas conseguidos gracias a la concentración.
    Un tiempo para descansar
    Cómo adultos podemos ayudar a que nuestros hijos alcancen estos cuatro factores de la siguiente manera:

    Creando un espacio destinado a resolver tareas, un espacio libre de estímulos, puede ser una zona dentro de su propio dormitorio, donde tenga un escritorio, buena luz y pocos estímulos que puedan perturbar su atención (juguetes, ruidos…).
    Animar al niño/a para que este se implique con la tarea que quiere ejecutar, transmitir motivación. Ayudar a valorar todos los aspectos positivos de la actividad y los beneficios que conseguirá una vez termine la tarea.
    Recalcar, felicitar, señalar el esfuerzo que el niño/a ha hecho, y ayudarle a comprender que el trabajo que ha realizado ha tenido sus frutos, valorando al mismo tiempo la satisfacción personal que supone haber alcanzado una meta.
    Es oportuno que exista un tiempo en el cual los niños/as puedan desconectar de todas las actividades y tareas que están llevando a cabo, por ello brindaremos unos minutos de tiempo libre para reemprender la tarea con energía, no podemos pedir a nuestros pequeños que se concentren realizando una actividad el mismo tiempo que nosotros, sencillamente no están preparados, por ello deberíamos proponer cada cuarenta o cuarenta y cinco minutos de actividad, un tiempo de descanso (unos minutos) beber un vaso de agua, ir al aseo, comer algo… todo ello les ayudar a reemprender la tarea con mayor energía.

  2. Este importante tema no puede descartarse antes hay que darle prioridad para que tus hijos puedan aprender mas cada día. Por eso quiero brindar un aporte que puede servirte.

    Actualmente, los niños tienen a su alcance una serie de actividades, como la televisión, los juegos de vídeo y didácticos, entre otros, que, de una forma u otra, resultan mucho más atractivos que el hecho mismo de sentarse a estudiar.

    En muchos hogares, lograr que los pequeños se dediquen al estudio resulta verdaderamente complicado. Sin embargo, si los niños logran concentrarse rápidamente podrán dedicar unas determinadas horas al estudio y quedar libres el resto de la tarde para realizar otras actividades que prefieran.

    “La concentración es la capacidad que tiene el ser humano para lograr mantener la atención en un estímulo o actividad de su interés, por un tiempo determinado”. es necesaria para aprender, porque si no se dedica el tiempo requerido para recibir y procesar la información, esta se olvida y, por tanto, no se aprende.

    Ahora bien, todos los niños son distintos; eso significa que varía el tiempo de atención y el de procesar la información que recibe. Por supuesto, los padres no deben esperar que desde el primer día de jardín sus hijos tengan una alta capacidad de concentración.

    ¿Cómo hacerlo?
    “La atención se va desarrollando desde muy corta edad, haciendo que a partir de los primeros años de vida el niño se concentre en diferentes estímulos, como tareas y juegos; por ejemplo, que a los 2 años se concentre o persista por periodos de 10 minutos en una actividad (comer, ver televisión, jugar con muñecos o a la pelota, escuchar un cuento, etc.); a los 3, entre 15 y 20 minutos; a los 4, de 20 y 25 minutos, y así sucesivamente”,
    – Destinar un lugar en el hogar para la realización de las tareas, idealmente con buena iluminación.
    – Acondicionar la infraestructura adecuada: una mesa y una silla acordes con la estatura del niño.
    – Quitar elementos de la superficie de trabajo, para evitar que el pequeño se distraiga.
    – Organizar con el niño el tiempo posterior a la llegada del colegio.
    – Los padres nunca deben hacer las tareas de sus hijos, solamente guiarlos.
    – El niño debe aprender a organizar su tiempo, a planificar y a corregir sus propios errores.
    – Cuando hayan terminado las tareas, se aconseja que alisten el uniforme y los libros que requieren para el día siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *