Cómo organizar un huerto en casa

Fotografía cortesía de elhuertodelabu.es

Hay muchas personas que disfrutan cuidando y manteniendo un pequeño huerto en casa; es una buena forma de distraerse y, además, podemos disfrutar de productos frescos y totalmente naturales. No hace falta decir que consumir productos cultivados por nosotros mismos también supone un ahorro importante y que lo acabaremos notando a final de mes. No necesitamos una parcela muy amplia para montar nuestro propio huerto, con un pequeño trozo del jardín tendremos suficiente. A continuación os damos algunos consejos para ayudaros en esta tarea.

Lo primero que debemos tener claro es de cuanto espacio disponemos para montar el huerto: como mínimo tendríamos que contar con una superficie de 12 metros cuadrados. Procura escoger una zona que reciba luz natural durante la mayor parte del día y que no quede tapada por sombras de edificios u otras construcciones. Si el único trozo disponible tiene una parte a la sombra, dedica ese trozo a especies que no necesitan mucha luz del sol (como por ejemplo espinacas o perejil).

Es muy recomendable utilizar vallas para proteger las plantas en caso de corrientes de aire fuertes. Lo ideal es usar vallas de mimbre, de plástico con agujeritos u otros materiales que dejen pasar un poco el aire sin ser muy tupidos. Si tenemos animales o niños pequeños, lo mejor es poner una valla alrededor de todo el espacio que dedicaremos al huerto para evitar que pisen las plantas, etc.

Antes de empezar a sembrar hay que escoger una forma de organizar el huerto: podemos hacerlo en hileras o en pequeños rectángulos. También habrá que dejar un pequeño camino lo bastante ancho para poder acceder a todas las plantas sin pisarlas. Ten en cuenta el tamaño que alcanzará cada tipo de planta, ya que cuando siembres tienes que dejar espacio suficiente entre cada una de ellas para que no se molesten al crecer.

Es muy importante escoger las especies más adecuadas en función del clima, el tipo de suelo de nuestro huerto y el espacio que podemos dedicarle. Pide información a los vendedores para que te recomienden las mejores especies para tu caso en particular.

Por último, es muy recomendable reservar un espacio a un lado del huerto para colocar un compostador, para producir abono natural, y un pequeño estanque o cisterna para guardar el agua de la lluvia y utilizarla para el riego.

¿ Te gusta este post ? ¡ Compártelo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *