Consejos para ahorrar en tu boda

Ideas para ahorrar en la boda

TE DAMOS ALGUNOS CONSEJOS PARA LOGRAR LA BODA QUE SIEMPRE SOÑASTE CUANDO EL PRESUPUESTO ES REDUCIDO.

  1. EL REGISTRO CIVIL

El gasto del matrimonio civil fuera del Registro Civil es de 30 €. Hoy en día los novios que se casan también por ceremonia religiosa, como tienen que afrontar dos festejos, hacen su casamiento civil en el Registro Civil, donde solo cuesta 275 €, y después convocan a sus invitados a festejar en otro lugar. No es el caso de los que se casan solo por civil, a quienes les gusta llevar al juez al lugar donde hacen la fiesta, ya que esa es su única ceremonia.

  1. CASARSE EN INVIERNO

La temporada alta de bodas es en primavera y verano, por el buen tiempo, pero casarse fuera de esas estaciones puede reducir bastante el presupuesto. Los expertos en ceremonias explican que para disminuir el costo de la celebración es determinante considerar la época del año en que se realiza la boda. “Es fundamental pensar en la temporada en que se decide hacer la boda. Si es baja temporada, los presupuestos de salones bajan un 30 o 40 %. Por otra parte, si piensan en un viernes, en lugar de un sábado, también se logran mejores precios.

  1. RECORTAR LA LISTA

Recortar la lista de invitados es una de las formas por las que más se puede ahorrar en una boda. Quince invitados más no solo aumentan el presupuesto de la comida o cena y la bebida, sino también de una mesa, un arreglo floral, un mantel y hasta un camarero más que hay que calcular.

Hay novios con familias grandes y con muchos compromisos hacia personas que deben invitar, pero aunque parezca complicado siempre se puede dejar a alguien fuera. Para ello conviene hacer una lista inicial y revisarla para eliminar invitados que no sean tan cercanos o con los que se haya perdido relación en el último tiempo.

  1. UN CÓCTEL MÁS CORTO

En la comida se puede reducir el presupuesto cuidando los tiempos para servirla, ya que si se hace una recepción inicial de una hora y se sirve el plato caliente enseguida, se pueden servir menos bocados y además los jóvenes quedan más contentos porque empieza antes la música. Que el menú sea de mesa formal, todos sentados, o informal no implica necesariamente que uno sea más barato que otro; incluso a veces el servicio con estaciones es engañoso en cuanto a eso: parece más informal y casual, y como hay más variedad y más infraestructura de armado, al final puede ser más caro. Además, todo esto depende más de lo que se sirve que de cómo se sirva”.

Es fundamental hablar con la persona encargada del catering, y decirle lo que uno está dispuesto a gastar, así pueden recomendar un menú acorde al presupuesto que tienen. En el catering hay, por supuesto, mil opciones que permiten encontrar la ecuación perfecta para cada boda. Siempre se puede conseguir un menú sabroso y elegante.

  1. MAS VERDES Y MENOS FLORES

A la hora de decorar un espacio también existen recursos para economizar. Los expertos en arreglos florales aconsejan, para recortar costos, decorar con “el material verde, que está muy de moda; si bien subió el precio, igual rinde más que las flores y viste más el espacio”. “Otra cosa que se puede utilizar son objetos personales, como candelabros, jarras, floreros de propiedad de la familia, con poco material vegetal”. En el caso de las flores, recomiendan utilizar “las flores nacionales, que son más baratas que las importadas, pero las variedades son más restringidas”. De producción nacional se pueden encontrar fresias, astromelias, bocas de sapo, liliums, yerberas, alelíes y hortensias.

  1. INVITACIONES MAS CLÁSICAS

Una invitación simple, a una sola tinta, si está bien diseñada, no deja de ser elegante. Para lograr un menor costo, también se recomienda que se utilice “una cartulina blanca clásica, ya que si es en papeles reciclados te aumenta el precio, porque sale el doble la cartulina reciclada que la común. Obviamente no se comparan las calidades ni el gramaje, son 100 % mejores y queda mucho más fino en cartulina reciclada; pero es una forma de ahorrar. También muchos novios hacen la tarjeta tipo sobre y se ahorran el sobre”. Gran número de jóvenes no encargan participaciones y hacen la invitación a la ceremonia y a la fiesta en la misma tarjeta, ahorrándose la tarjeta pequeña.

  1. BRINDEMOS CON CHAMPAGNE

Uno de los gastos más grandes de la fiesta es la bebida. Hay que tener en cuenta que si la boda se celebra en verano, hay que calcular más consumo de champagne y refrescos que si se celebra en invierno. También durante el día se bebe más que durante la noche. Cuantas más opciones de bebidas, mayor es el gasto. En lugar de una barra libre con gran variedad de cócteles, conviene contar con tres o cuatro bebidas. Ofrecer lo básico de alcohol: vino para la cena, cerveza para la pista de los jóvenes, whisky y champagne es una opción correcta. Limitando la variedad se reduce el gasto y además se ahorra en el personal necesario para servir los tragos. Hay otros trucos, como servir durante la cena solamente refrescos y vino, lo que disminuye el consumo de bebidas por un largo rato.

  1. LAS FOTOS EN DIGITAL

Una forma de ahorrar en el servicio de fotografía, “es realizar el documento fotográfico y no ampliar los archivos en papel ni hacer un álbum o fotolibro, sino dejarlas en formato digital.

Este proceso siempre puede realizarse más adelante. O simplemente dejarlo en el plano digital en una computadora. Así los novios se ahorran la diagramación, el pegado, la elección de tapas de álbum o fotolibro y todos los gastos que esto tiene. Se pueden ahorrar así de 300 a 600 €. Ocurre lo mismo con el video. Ante el sinfín de variedades y abanico de propuestas que se abren en este ítem, las parejas pueden ahorrar grabando un video y no editarlo. Dejar, nuevamente, este proceso para el futuro, cuando reúnan más dinero, o simplemente para cuando deseen hacerlo. Pero el documento de video lo tienen grabado. No es lo mismo tenerlo grabado y no editarlo, por las razones que quieran, a no tenerlo. Si no lo tienen, nunca podrán editarlo ni verlo”.

  1. SER LA SEGUNDA NOVIA

Si en la misma iglesia se casan dos novias el mismo día, la novia que elige el arreglo floral de la ceremonia es la que se anotó primero y es la que paga el mismo, a no ser que se pongan de acuerdo entre las dos de cómo va a ser la decoración floral que quieren y en ese caso comparten el gasto.

  1. LUNA DE MIEL EN BAJA TEMPORADA

Es bueno a la hora de poner la fecha de la boda considerar a dónde te queréis ir de luna de miel. No solo es importante sacar los pasajes con bastante tiempo de antelación, ya que, si no, podéis terminar pagando el doble del costo del pasaje, sino también prever si viajarás en alta o baja temporada. Para viajar a Europa, la temporada baja es del 19 de enero al 16 de junio, y desde el 20 de julio al 1° de diciembre; y a Asia, desde el 13 de enero al 30 de junio, y desde el 18 de julio al 16 de diciembre. Por ejemplo, si te casas en diciembre, a no ser que vayas a Brasil, pagarás los pasajes al precio más caro. También es bueno saber que en general resulta más económico volar los días de semana (excepto lunes y viernes) y utilizar para vuelos internos o dentro de Europa los famosos low cost, que te llevan a aeropuertos alejados, pero a precios increíbles.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *