Consejos para entrenar sin excusas

Consejos para entrenar

¿Tienes algún pretexto para no entrenar en invierno? ¡No queremos oírla!

EXCUSA #1 En Navidades, estoy muy liada

Lo sabemos: las compras navideñas, la fiesta de la oficina, visitas familiares, y todo tipo de eventos pueden hacer de este período festivo un momento muy estresante. Lo último que necesitas es preocuparte por encontrar tiempo para entrenar…

NO VALE: De acuerdo, podemos empatizar contigo, pero todo el mundo puede entrenar gracias a la tabla de alta intensidad. Un entrenamiento corto, intenso, y hecho correctamente, puede ser tan efectivo como uno largo, y todo lo que necesitas son 20 minutos. Eso sí, luego no te enredes y pierdas tiempo en el vestuario… “La clave del éxito está en entrenar esforzándote de verdad”, explica Katie Bulmer-Cooke, entrenadora personal. “Escoge movimientos amplios, grandes, que incrementen tu ritmo cardíaco: saltos, sentadillas, flexiones, o burpees”. Si quieres efectividad, la calidad gana a la cantidad; algo perfecto si tu agenda está atiborrada de eventos…

EXCUSA #2 Hace mucho frío para salir de casa

Vale, de acuerdo, está helando, no te lo negamos. Incluso la carrera de casa al coche te deja las orejas congeladas. Por no hablar de todos los planes que hemos rechazado tan solo por no salir. ¿Por qué tendrás que dejar la comodidad y el calorcito de tu hogar, si no tienes por qué?

NO VALE: Cambia tus entrenamientos al aire libre por otros indoor; por ejemplo, desde la comodidad de tu salón. “Si trabajas con el peso de tu propio cuerpo, no necesitarás ningún equipamiento”, explica Katie. “Puedes valerte de una silla o de tu sofá para hacer tríceps o flexiones inclinadas, o tonificar el tren inferior con sentadillas partidas [con la pierna trasera sobre una silla], o puentes con una pierna elevada”. Para el entrenamiento de cardio, puedes correr por las escaleras. “Sube corriendo y baja andando”.

EXCUSA #3 Está muy oscuro

Si madrugas para ir a trabajar y vuelves ya por la tarde (incluso si lo haces a una hora razonable), es muy probable que ya no haya luz solar. Esto puede desmotivar mucho. Y, además, no es tan seguro correr fuera cuando no hay suficiente visibilidad.

NO VALE: Si para ti hacer deporte es sinónimo de correr al aire libre, no te preocupes: hay una forma de hacerlo con – seguridad. “Has de brillar”, comenta Katie. “Invierte en una buena chaqueta con elementos reflectantes. No solo te ayudará a ser vista; además, suelen tener un montón de bolsillos para llevar tus pertenencias: las llaves, el móvil y dinero”. Además, no estaría de más que te hagas con un buen par de mallas con elementos reflectantes que te protejan del frío. “Ahora mismo son pura tendencia; es más, cuanto más llamativas sean, mejor”.

EXCUSA #4 Estoy resfriada

Ay, el constipado. Una de las peores cosas que trae el frío es que nos ponemos malos. Con tantos gérmenes, es difícil evitarlo; pero, tranquila, hay formas de evitarlo. Incluso si ya estás en estado mocoso, puede que te venga bien seguir entrenando.

NO VALE: “Una dieta rica en nutrientes y sin alimentos procesados te ayudará”, “Y mantener tu rutina de entrenamientos, también. Escucha a tu cuerpo. Es decir, si no puedes esforzarte tanto como para sacarle provecho a tu trabajo, lo mejor es descansar”. Está bien, de acuerdo; a veces, esta excusa te servirá para no ir al gym…

EXCUSA #5 Las fiestas me han dejado muy cansada

Si en estas fechas lo das todo, todo y todo, es muy probable que acabes hecha polvo. Intenta no decir sí a todas las invitaciones, y dale prioridad a los entrenamientos.

NO VALE: Entrenar no solo debería ser lo primero de tu lista de cara a cuidar tu salud y tu estado de forma; el deporte te dará un extra de energía, te ayudará a sentirte mejor y a decirle adiós al cansancio. “Lo único que has de decidir es qué ejercicio realizar para pasarlo bien” Si escoges algo que te guste, tendrás más probabilidades de hacerlo y terminar la sesión”.

EXCUSA #6 Tengo resaca

Es posible que esto suceda con bastante frecuencia en esta época del año. No es que esté bien, pero tampoco somos quién para decirte que nunca más bebas. Eso sí: esto no es excusa para no entrenar…

NO VALE: Si a la mañana siguiente te sientes mal, lo más probable es que tu cuerpo te esté pidiendo agua a gritos. “Bebe mucha agua a lo largo del día, infusiones y zumo de limón”. “Después, escoge un entrenamiento que te ayude a sudar todas las toxinas de la noche anterior. Te recomiendo una buena sesión de cardio, como ciclo indoor o una tabla de fuerza con el peso de tu propio cuerpo; ambas te ayudarán a activar tu metabolismo”.

EXCUSA #7 El gimnasio está demasiado lleno

Si el gym está abarrotado, es porque todos tenemos la misma idea en mente: estar en forma para las fiestas. Navidades y Nochevieja son dos citas a las que la gente quiere llegar bien, pero no tienes por qué discutir sobre quién está primero para coger la bici o que te caiga el sudor de otra en la cara para lograrlo.

NO VALE: Puedes hacer deporte sin ir al gym. Una sesión con el peso de tu cuerpo es más que suficiente para ponerte a sudar y acelerar tu corazón, y no necesitas equipamiento; te evitarás tener que ir al gimnasio. “Tu cuerpo es la mejor máquina de entrenamiento del mundo”. “Todo lo que necesitas es un pequeño espacio en casa. La clave para este tipo de entrenamiento es trabajar con el peso de tu cuerpo. Olvídate de tumbarte de lado y subir y bajar la pierna”. Mantén un nivel alto de intensidad todo el tiempo si quieres quemar bastantes calorías. Intenta seguir los consejos de Katie y haz 45 s de trabajo, con 15 s de descanso; en el trabajo haz sentadillas, flexiones con rotación, planchas, burpees y sprints en el sitio con elevación de rodillas. iY lista!

LOS MEJORES TRUCOS PARA MOTIVARTE

  1. Durante las fiestas, a todas nos gusta sentirnos guapísimas al ponernos nuestro vestido; por ello cuelga el tuyo fuera de tu armario para poder verlo cada vez que entres a tu habitación; esto te recordará constantemente cuál es tu objetivo.
  2. Haz que tus entrenamientos sean una cita contigo misma. Asegúrate de no saltarte ninguno. Sí, esta época suele tenernos muy ocupadas; por ello, es vital que te reserves tiempo para tus rutinas de trabajo.
  3. Prueba algo nuevo para mantener el interés y la motivación; puede ser entrenamiento con el peso de tu cuerpo, ejercicios en casa, o robar una nueva disciplina como el yoga o el Pilates. O, ¿por qué no entrenar con un amigo, para motivaros el uno al otro?

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *