Consejos para lograr un sueño Detox

Sueño détox

La ciencia ha demostrado que los efectos que un buen descanso tiene en tu cerebro y cuerpo, son una de las mejores terapias antiaging que puedes encontrar de forma natural. Mientras duermes, tu cerebro sigue trabajando y pone en marcha el departamento de reparación, a este proceso se le conoce como un mecanismo de autorrecuperación que permite regenerar tus células. Esta actividad constante en la que entra dicho órgano, es la razón principal que te ayuda a despertar totalmente renovado.

Dormir es el verdadero secreto de la juventud y aquí te explicamos la razón.

Cuando entras en la fase de dormir, una de las primeras cosas que hace tu organismo es comenzar a bajar el ritmo de tu respiración haciéndola más profunda, esto ocasiona que las células tengan una mayor oxigenación, lo cual deriva en un efecto positivo en la piel, el sistema inmunológico en general.

LAS CLAVES…

Existe una hormona del sueño, la melatonina, que trabaja mientras duermes; su secreción se encuentra relacionada con tu reloj biológico y se activa desde el momento en que comienzas a prepararte para ir a la cama. Durante la noche pasas por diferentes fases del sueño en las que ésta actúa: la somnolencia; seguida por el sueño ligero, cuando comienzan a relajase los músculos e inicia el ciclo; después el sueño profundo y, finalmente, la más importante, la fase REM, la etapa más profunda y necesaria para el antienvejecimiento, pues es cuando se produce la hormona del crecimiento, vital para la reparación celular y la apariencia fresca.

  1. En el caso de las mujeres, la hormona del estrógeno interviene en el buen estado de la piel, y sus niveles más altos en la sangre tienen lugar durante el sueño REM (Rapid Eye Movement). Algunos de sus beneficios incluyen la prevención de la caída capilar y el fortalecimiento de las uñas, también ayuda a conservar la firmeza y previene el envejecimiento prematuro, retrasando la aparición de arrugas o manchas en la piel.
  2. El sueño fomenta la producción de colágeno, la proteína que se encuentra en el tejido conjuntivo, óseo y cartilaginoso. Sus beneficios para una piel más jóven, lo han convertido en uno de los ingredientes principales de los mejores tratamientos de belleza. El colágeno, forma una barrera frente a las sustancias tóxicas que hay en el medio ambiente, mejora la elasticidad de la piel y la mantiene hidratada, aumentando su capacidad para conservar agua por más tiempo
  3. Según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo, publicado en el British Medical Journal, las personas que duermen mejor son más atractivas, pues tienen una apariencia descansada e iluminada. En la noche, cuando los niveles de las hormonas del sueño suben, descienden los de cortisol, responsable del estrés. Esto resulta en un elevado nivel metabólico de la piel, en el que se eliminan las tóxinas; los elementos dañados son sustituidos por fibras nuevas.
  4. Finalmente, una buena noche tiene un efecto en la pérdida de peso. Las hormonas leptina y grelina son las encargadas de controlar las sensaciones del hambre; la primera estimula el apetito, mientras que la segunda envía la señal al cerebro para indicarle que estás satisfecho. Cuando no duermes bien, los niveles de leptina se reducen, aumentando tus ganas de comer; además, un sueño insuficiente disminuye la capacidad que el cuerpo tiene para procesar los hidratos de carbono y provoca altos niveles de glucosa en la sangre y grasa corporal.

GUÍA PARA LOGRAR UN SUEÑO DETOX

No sólo se trata de tener sueño, acostarse y cerrar tus ojos. El verdadero secreto se encuentra en crear una rutina y un hábito que te asegure un buen descanso, para ello te sugerimos seguir estos prácticos consejos.

  • Evita comer después de las 8:00 de la noche, así le das tiempo a tu cuerpo de procesar los alimentos de la mejor forma. También es importante que tu cena no sea demasiado pesada, simplemente debe ser suficiente. No mires la televisión en la cama, esto hace que tu actividad cerebral no se desconecte del todo, lo que interfiere en sus funciones nocturnas y en un descanso profundo.
  • Adecúa tu habitación, además de reducir la iluminación y los ruidos, es importante que cambies las fundas de tus almohadas una vez a la semana. Mientras tu piel se oxigena, respira y se regenera, las células muertas van quedando ahí en la almohada, cuando ya son demasiadas pueden tapar los poros del rostro y generar acné.
  • Dormir sobre el lado izquierdo es la mejor opción, esto optimiza la apertura del canal linfático que elimina los residuos potencialmente tóxicos para el cerebro. Además, esta posición permite que tu corazón bombee sangre con menos esfuerzo, facilita la digestión, evita el reflujo y aumenta la oxigenación.
  • No olvides tu ritual de limpieza, pues factores como el maquillaje, la contaminación y los radicales libres llegan a tu piel a lo largo del día y ensucian tus poros, por la noche es vital un tratamiento nutritivo que potencialice su acción reparadora. Los expertos en belleza y medicina estética sugieren productos ricos en ácidos grasos esenciales y ceramidas. Consulta a tu dermatólogo para conocer el proceso adecuado a tu tipo de piel.
  • Practicar alguna actividad física favorece la relajación de tus músculos, por lo que al momento de dormir te permitirá llegar con mayor facilidad a la fase REM.
  • Ten tiempo para ti, impulsa tu sueño con una rutina previa, toma un baño con agua tibia, lee un poco, haz yoga o meditación e incluso date un masaje facial, cualquier actividad que te ayude a reducir los niveles de estrés y te haga entrar en un estado de tranquilidad.
  • Las horas suficientes son entre 6 y 8 horas diarias, pero no significa que antes de acostarte mires el reloj y calcules con temor las horas que faltan para que suene tu alarma, lo ideal sin duda son 8 horas e incluso diferentes estudios han demostrado que esto reduce en 12% el riesgo de muerte prematura, lo mejor es establecer una hora específica a la que vayas a la cama todos los días y evites en la medida de lo posible las desveladas.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *