Ideas para aislar tu vivienda del frió

Aislar paredes del frío sin obra

Hemos contado muchas veces cómo aislar la casa desde la estructura, cuando estás haciendo reformas u obras. Pero ahora, aquí te dejamos algunas ideas para aislar tu vivienda del frío y del ruido, sin necesidad de echar tabiques abajo ni de salirte de tu presupuesto. Solo necesitas tus manos y seguir estos consejos.

Pintura aislante que reduce un 30% de los ruidos

Las pinturas son un material que siempre está evolucionando y cada vez las marcas las hacen con mayor capacidad de ofrecer más y mejores prestaciones. Todo para facilitar la tarea de pintar y que este sea un trabajo duradero y eficiente que permita a las fachadas, techos y paredes aguantar las inclemencias a las que se enfrentan. Una de las novedades en este mercado es la pintura aislante para que el ruido exterior no nos moleste. Creada a partir de tecnologías de la NASA, la base de este tipo de pinturas es de látex y agua, y contiene microesferas, resina y filtros, que crean una membrana que reducir el ruido en un 30%. Basta con coger el rodillo y pintura y extenderla por las paredes (incluso si hay pintura existente). No tiene mal olor, se seca rápido y se limpia fácilmente. Algunas marcas son Silent Running o Serenity, pero también existen aditivos aislantes para añadir a la pintura tradicional.

Las estanterías que ayudan a aislar

Una estantería llena de libros o adornos u otros elementos decorativos multiplican indefectiblemente el grosor de la pared donde la coloques, por lo que es lógico pensar que son una buena ayuda para aislar tus habitaciones, sin necesidad de meterte en una obra. Su fin es ser funcionales, pero a la vez decorativas y, como acabamos de decir, también aislantes. Te sugerimos estos tres tipos de estantería que cumplen con esta función.

  • EN SUSPENSIÓN: Para recibidores pequeños y pasillos, con la capacidad de alargar los espacios y darles verticalidad.
  • A LO LARGO DE LA PARED: No hay nada que quede mejor que una estantería de suelo a techo y de lado a lado. Y si el cuarto es de grandes dimensiones, el efecto será aún mejor.
  • DIVIDIENDO ESPACIOS: Una de las opciones con estanterías es utilizarlas para dividir espacios, sobre todo si son estancias grandes y amplias. Con ellas puedes crear varios ambientes, colocando a un lado zona de estar y, en la otra, la mesa de comedor con las sillas. El aislamiento es visual y espacial.

Las ventanas, el primer punto de fuga del calor

Las ventanas son uno de las partes de la casa por donde más se escapa el calor y entra el frío. Tener las adecuadas hará que tus estancias estén a la temperatura adecuada en las estaciones de mal tiempo y también te permitirá ahorrar energía y en la cuenta. Para ello tienes que seguir al pie de la letra las indicaciones de instalaciones y sellarlas muy bien. Para saber cuál te conviene, te decimos cuáles son los tipos de ventana que puedes instalar en tu casa.

  • VENTANAS DE MADERA. Esta opción es muy respetuosa con el medio ambiente, pero requiere un mantenimiento especial y una dedicación extrema. Si bien, los marcos de madera ofrecen la solución más natural, requieren de una limpieza y un constante cuidado, sobre todo, en los días lluviosos. Su índice de aislamiento es alto.
  • VENTANAS DE ALUMINIO. Una elección duradera y muy aislante. Los marcos de aluminio tienen una vida útil muy larga y la calificación de aislamiento, tanto acústica como térmica, más alta de entre las tres opciones. Además, son 100% reciclables y están disponibles en colores metálicos.
  • VENTANAS DE PVC. Si bien ofrecen una calificación de aislamiento más baja que las otras soluciones, los marcos modernos de PVC son una solución práctica, resistente y económica. Incluso están disponibles en imitación de madera. Sin embargo, son la peor opción desde el punto de vista ambiental, ya que no son 100% reciclables.

Alfombras para ir descalzos

No importa que sea pleno invierno y las temperaturas estén cada vez más bajas: puedes quitarte los zapatos perfectamente en casa. Eso sí, si está aislada y los suelos no están gélidos. Si no tienes suelo radiante, que permite que la calefacción vaya debajo del suelo, pon alfombras gruesas por toda la casa. No solo aislarás del frío el suelo, sino que darás un toque muy cálido y acogedor.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *