Opel Grandland X 2018

Opel Grandland X exterior

No se ha detenido la actividad en el seno de la firma alemana tras el anuncio de la adquisición por el Grupo PSA ni el desconocimiento de la forma en la que se llevará a cabo, y buena prueba de ello es el Opel Grandland X, el tercer exponente de la nueva apuesta por el segmento SUV de la alemana. Para poder tocarlo hay que esperar al Salón de Fráncfort (del 14 al 24 de septiembre) así que por el momento nos quedamos con las fotos que se han dado a conocer y algunos datos oficiales. Está llamado a combatir en el segmento de los todocaminos compactos, uno de los más competidos en la actualidad. Su tamaño alcanza los 4.477 milímetros de largo, 1.844 de ancho y 1.636 de alto, por lo que se destaca con respecto a sus hermanos menores Mokka X (20 cm más pequeño) y Crossland X (27 cm más corto), mientras mantiene una altura y una anchura similar. Una larga batalla, de 2.675 milímetros, promete una buena dinámica de conducción, pero sobre todo una gran habitabilidad interior en cada una de sus filas de asientos, así como en su maletero, que ofrece 514 litros, que alcanzan los 1.652 si se abaten los asientos traseros. El modelo se asienta sobre la misma plataforma del Peugeot 3008 y 5008, fruto del acuerdo previo a la adquisición de Opel por parte de PSA. Por el momento no se han revelado las mecánicas que le acompañarán en su llegada a los concesionarios, aunque sí se ha dado a conocer parte de la tecnología que incorporará, y lo cierto es que aunque su hábitat natural es la ciudad, no tendrá miedo a adentrarse en pistas y terrenos algo rotos. A este desenfado ayudará el sistema opcional Grip Control con cinco modos de conducción que le permitirá salir airoso de terrenos tan dispares como nieve, barro, arena o superficies húmedas, gracias a un reparto variable de par entre las ruedas delanteras. Para una mayor efectividad, lo idóneo sería acompañarlo de ruedas con catalogación M&S. Por el momento se desconoce si se lanzará alguna versión con tracción total, como sí dispone el Mokka X, lo que es seguro es que dispondrá de acabados con transmisión automática.

OPEL GRANDLAND X 2018. MÁXIMA SEGURIDAD

Abarca un amplio espectro de tecnologías y sistemas pensados en la seguridad y comodidad de sus ocupantes, incluso se ha pensado en los problemas futuros que puedan tener sus viajeros, pues sus asientos ergonómicos cuentan con certificado AGR, como sucede con otros modelos de Opel, lo que asegura que reduzcan al mínimo los posibles daños para la espalda y articulaciones. En el momento de la conducción serán de gran ayuda los faros delanteros adaptativos (AFL) con tecnología LED, el control de crucero adaptativo con asistencia a la frenada ante el cruce de peatones, la alerta de somnolencia del conductor o el asistente avanzado de aparcamiento ayudado por una cámara de visión 360o mediante el que se conocerá la posición exacta vehículo en una plaza de aparcamiento. A esto hay que añadir como didades como el portón trasero de apertura manos libres, recarga del móvil por inducción, la última generación del sistema de infoentretenimiento IntelliUnk o el servicio de conectividad Opel OnStar que ahora permite reservar hoteles —gracias a un acuerdo con booking.com— o buscar plazas de aparcamiento —mediante parkopedia—. En cuanto al diseño, el modelo ofrece lo que se espera, una imagen robusta sin miedo a las dificultes de los caminos, con detalles propios de este segmento como raíles en el techo, que serán cromados, revestimientos plásticos en los pasos de rueda, taloneras y bajos de los paragolpes donde también hay hueco para detalles cromados.

OPEL GRANDLAND X 2018. INTERIOR A LA ALTURA

Opel Grandland X interior

En el habitáculo encontramos grandes similitudes con el que ya dispone la familia del insignia, con una pantalla táctil central de gran tamaño, que agrupará los controles del vehículo, aunque algunos se podrán manejar mediante una serie de botones ubicados en un plano inferior del salpicadero o en el volante multifunción. El cuadro de instrumentos mantiene las esferas fijas con un pequeño display entre ambas para controlar algunos parámetros del ordenador de a bordo.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *