Receta tronco de navidad

Tronco de navidad

El tronco de navidad es un postre casero tradicional. Aprende a prepararlo de forma fácil y rápida con estos consejos.

PARA LA MASA

  • 60 g de harina
  • 20 g de cocoa cucharadita de polvo para hornear
  • 40 g de chocolate amargo
  • 50 g de leche
  • 30 g de aceite vegetal
  • 4 huevos
  • 70 g de azúcar

PARA EL RELLENO

  • 2 barras de queso crema de 190 g a temperatura ambiente
  • 2 barras de mantequilla de 85 o 90 g a temperatura ambiente
  • ½ taza de azúcar glas
  • ½ taza de cerezas picadas

PARA EL JARABE

  • ½ taza de jarabe natural endulzante (se vende en supermercados)
  • 4 cdas. de agua tibia

PARA DECORAR

1 taza de frutos rojos

1 taza de crema de chocolate con avellana. Ramitas de romero

PREPARACIÓN DEL TRONCO DE NAVIDAD

  1. Cuela y mezcla la harina, la cocoa y el polvo para hornear. Reserva
  2. Derrite el chocolate amargo a baño María junto con la leche y el aceite. Reserva.
  3. Separa las claras de las yemas.
  4. Bate las yemas con 40 g de azúcar hasta lograr una mezcla ligeramente espesa y de color amarillo claro.
  5. Mezcla las yemas batidas con el chocolate tibio. Añade la mezcla de harina en forma envolvente y reserva.
  6. Con una batidora, integra las claras de huevo con el resto del azúcar hasta que se formen picos. Agrega a la mezcla de chocolate con movimientos envolventes.
  7. Cubre una charola con papel encerado y vierte la mezcla.
  8. Hornea a 165 ºC durante 13 minutos.
  9. Saca del horno y retira la mezcla de la charola. Cúbrela con papel encerado, voltéala y quita el papel con el que se horneó.
  10. Mezcla el jarabe natural con el agua y con una brocha barniza el bizcocho mientras esté tibio. Enrolla con el papel encerado y permite que se enfríe.
  11. Integra el queso crema con la mantequilla, las cerezas y el azúcar glas.
  12. Desdobla el rollo y reparte encima la mezcla de queso crema. Enrolla de nuevo y refrigera por dos horas.
  13. Cuando esté frío, decora con la crema de avellana y con las frutas de tu elección. Dale la consistencia de la corteza de un tronco.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *